Comentario sobre mi estancia en España a mis amigos
Melissa Ardan Rojas



En esta ocasión, mi estancia en España con  mis amistades duró una semana del 22.07 - al 29.07.08 fué precioso. Estuve en el norte de España, una semana y visite ciudades maravillosas: Burgos, Valladolid, Palencia. Llegué en avión a Bilbao. Mis amigos me recogieron en auto y me iban mostrando todo en el camino, admiré todo lo que mis sentidos podían percibir, los montes y sus rocas, sus ríos, me hospedé en Palencia. Esta ciudad tiene una zona peatonal preciosa, en la plaza Mayor habia un restaurante, donde se podía comer “divino”, tanto las tapas, como la comida – estupenda. Claro que visité durante mi estadía todas las iglesias que encontré en el camino, y la catedral.. En el Museo del Cordón, que se encuentra exactamente en la parte posterior de la Iglesia de la Virgen de la Calle, tuve la suerte, que uno de los guías – un señor ya jubilado, llamado Juan que anteriormente había sido capitán... y era el padre de una de las chicas del hotel. Pues ella tuvo la gentileza de contactarme con su padre, para que me diera un recorrido en el museo y explicarme su historia y el origen de sus piezas. Un hombre en verdad preparado. Daba gusto escucharle. Sus explicaciones eran acusiosas, exactas y se veía que le daba satisfacción poder darme a conocer la cultura de su querida tierra. Me encantó. Después de mi operación, tener todas estas impresiones es tanto como un renacer. Gocé enormemente de la arquitectura, de las pláticas, en fin de todo. Me encantó más que todo ver a mis amigos.

 

En Burgos fue impresionante la catedral. Ver la tumba del Cid, su cofre y en fin el poder estar en un lugar de tanta historia, pues siempre impresiona. Cada detalle en la catedral es una obra de arte. No hay nada, que no admiren tus ojos. Los retablos de madera, las esculpturas, las imágenes, las pinturas. Bueno, arte a escoger. Tú sabes que me gusta también pintar, así que sé el esfuerzo que hay detrás de una obra. Estas obras son un deleite a la vista. También en Burgos visité las ruinas del castillo, que dicen que fué donde la Reina Isabel y Fernando había recibido a Colón después de su segundo viaje al Nuevo Mundo. Lastimosamente no queda nada de aquel maravilloso castillo, solo el pozo de 63,5 mts de profundidad y que cuentan que era de vital importancia, cuando eran asediados por los moros durante las luchas de la reconquista. Bueno, impresionante de todas formas, es considerado como un magnifico trabajo de ingeniería.

 

A mí, me hubiera encantado haber tenido más tiempo y así ver otros lugares: la costa, el mar... dicho sea de paso... yo amo el mar, no sé, pero despierta en mi muchos sentimientos inexplicables. El mar lo ví lastimosamente "de lejitos",  unos peñones hermosísimos que rodeaban la costa, habia uno en especial, que era majestuoso y las aguas del mar eran hermosas, lo invitaban a uno a adentrarse en ellas. Esta ciudad, quedaba a 200 km de Palencia, aunque me dijeron que para ir en tren un solo dia, pues, no valia la pena, además no conozco yo a nadie alli, como para tener una razón indispensable de visitarla, así que solo pasé de largo.. creo que era Santander, vi otros pequeños pueblos pesqueros. Laredo se llamaba uno, me impresionó, porque estaba al nivel del mar... entre dos grandes montañas.   Unas playas que se veian a lo lejos, de ensueño y naturalmente me hubiese gustado ver a otros amigos a quienes aprecio y quiero. Invitaciones no me faltan. A ver cuando Dios nos permita, gozar de sus presencias. La esperanza nunca muere. Ya se imaginan el gozo de verlos.

 

Me imagino que uds. ya estan por entrar a las vacaciones de Agosto. les deseo todo lo mejor. No hay nada como la arena en las playas de El Salvador, el sonido de las olas cuando nos arruyan, el olor al mar, sentir su sabor, ver a los cangrejos carrereando y meterse en sus cuevitas, para que no los alcance el agua. Niña, extraño mi pais.

 

Saludos

 

Melissa Ardan Rojas