Uno de tantos puntos de vista
Melissa Ardan Rojas



Cuando yo observo con atención una persona o cosa, lo hago desde el punto de vista de un pintor, cuyo trabajo puede hacer, solo cuando se estudia y observa con detenimiento y exactitud las líneas, el largo, la forma, los colores, su consistencia y de forma detallada  las cosas a mi derredor. Me gusta dibujar rostros. Me encanta dibujar unos labios. Me gusta descubrir y reflejar la profundidad de unos ojos. También me atrae delinear cuerpos. Para eso utilizo la ayuda de papel y colores, los que me permiten representar - en lo que cabe, de forma vivaz y sin cambios lo observado.

 

Siempre he gustado de la pintura japonesa y la  forma en que representan artísticamente, la naturaleza. Con líneas sencillas, y rasgos claros, con pocos trazos se descubre la forma de un cuerpo, una flor, etc.

 

El pintar personas es otra forma de encantamiento, especialmente cuando se puede representar al mismo tiempo o se refleja algo de su vivacidad.

 

El jugueteo con los colores es sin duda un invento divino. Aunque es también necesario conocer su esencia, para poder entender a nivel humano, los colores, es necesario que veamos el verdadero comportamiento y naturaleza de la luz, nos ayudaron grandes físicos, Einstein uno de ellos, revolucionó todo lo conocido hasta 1909. Aunque el no fue él, el primero en difractar la luz a través de un prisma (que fue cuando dejaron de ser magia los colores) pero comprendimos otros fenómenos y factores importantes, como velocidad, tiempo y espacio. El fenómeno de la luz es observable, cuando las diferentes frecuencias que la componen se difractan haciendo visible los colores.

 

Para comprender la divinidad, uno solo necesita admirar la riqueza de formas de vida y colores en un arrecife caribeño, o la diversidad de vida, en un bosque tropical. La fuerza que tiene la naturaleza en un rayo, o en el movimiento grácil de los pájaros y las mariposas. Entre otras tantas cosas.

 

Disfrutemos pues del arte de la observación de nuestro mundo y la representación de lo hermoso.  No olvidemos toda la belleza si se observa, desde el punto de vista de las otras ciencias naturales.