El amor, los transplantes, los genes y la locura... ¿a dónde vamos a parar?
Melissa Ardan Rojas




Tienen razón cuando dicen “que el mundo está enfermo” y que es “el espíritu, el que se está contaminado”.


Estoy convencida, que todo comienza en “la cabeza” y el “corazón del alma”.  Entiendo que eso, lo que nos hace actuar es la voluntad del  "yo conciente de ser o de existir”.


Toda acción es pues un resultado, un efecto de “nuestra facultad de hacer una elección o acción de forma voluntaria o “libre albedrío” y que conlleva una decisión conciente, que nos impulsa a actuar o hacer algo en definitiva.


Yo siempre he querido entender al ser humano, así que comencé unas clases de psicología. Allí se habló por ejemplo de Pavlov, quien estudió observando y condicionando a perros y ratas, tratando de determinar algún paralelo entre   conductas en los perros y los humanos. Por ejemplo si estos eran sometidos a  incitaciones externas, ¿cual iba a ser la conducta producida?. Por medio de estos experimentos él quería demostrar, que el condicionamiento en el comportamiento humano era posible. Muy interesante, ¡para ellos, claro! en un principio les interesaba en el fondo -  el buscar una manera de como mejorar las ventas de productos en las sociedades. Es lo que llamamos "crear necesidades".


Eso es algo que manejan muy bien, en este mundo globalizado, le prestan dinero con intereses, para que compre esto y lo otro, y si por casualidad ya no puede pagar sus cuotas... ¡que bien! ...podrán confiscar su casa...  eso es ser hoy moderno.


Y las oficinas que dan consejo al consumidor, a menos que lleve Vd. bien controlado todo, y exija sus derechos, podrán hacer algo por Vd., pero si Vd. confía en los bancos, no será tan fácil, salir de allí. Por eso les conviene, que la gente no esté, tan bien preparada, como para que pueda ver que hay mas detrás, de las cosas.. este mundo se mueve... por el dinero...


Comenzaron a investigar que hacia, que la gente comprara determinado artículo, si eran incitadas con solo poner una música determinada, o pasar un determinado anuncio en TV, o la radio.. algo que no fuera tan “evidente” y sin embargo, hiciera comprar “un determinado producto”.


El ser humano es manipulable... “que bonito”, ¿lo hacen sin remordimiento? el hecho que hagan tales cosas con nosotros y no nos damos ni cuenta. ¿a dónde nos llevan estos señores y con qué propósito?  La psicología hasta la fecha, sigue en la creencia, que somos “seres sin alma” lo que determinó el famoso Wundt. Eso no es correcto.


Y en varias ocasiones he oído decir a personas “inteligentes” decir, que “el ser humano es  también un  animal”. Y no se asustan de decir, semejante barbaridad... Por eso es que no tienen tanto remordimientos. Las grandes naciones cuando deciden “darles drogas (ya sea para calmar o para mejorar su concentración de los niños en las clases, esa clase de cosas no habían en mi tiempo) hacen  dependientes a los niños, ya en las escuelas”, con la justificación que “para que se concentren en las clases”, porque son hiperactivos.. ¿será que los padres han perdido la paciencia, y no tienen ganas de darle un tiempo al niño, para que se encuentre a sí mismo? ¿qué hacían los padres antiguamente? Nunca se oyó hablar de eso!


Les dan drogas a los soldados en las guerras, para que maten gente inocente y como los humanos “es otra clase de animal y no son seres con alma” creen tener derecho y se les puede matar como a las vacas o los cerdos, como en Vietnam y cuando regresan los soldaditos tienen pesadillas y no pueden borrar las imágenes de sus mentes, y no están en condiciones de saber - si ocurren hoy o fue hace 20 años,. Oh, oh, vamos mal.


Los estímulos externos pueden incitarnos a llevar a cabo una acción, - pero no porque soy un animal- , porque en realidad es “el yo conciente”, el que al final decide actuar después de todo.


 Puede haber “una motivación externa o interna, que incita a un ser a hacer una acción o reaccionar ante algo”, no lo niego, un ejemplo sería: el hecho que alguien le invite a uno, a una pelea y usted reaccione o cuando un individuo vea un cuerpo y se deje llevar por sus instintos – como un violador;  pero no hay que olvidar, que soy yo – el ser conciente-,  el que se deja llevar por que esa “estímulo externo”... y si yo pierdo mis estribos, no estoy en control, ni de mi cuerpo ni de mis emociones y es así como un individuo cae en una trampa. Pero no quiere decir, que no tiene culpa, no. Porque todas sus acciones buenas y malas, son decididas por “el ser pensante”.


Observemos el cuerpo humano: ¿Sabemos que NO es el corazón físico el que siente “amor”, “compasión”, “solidaridad?” Dicho sea de paso: “De nada sirvieron los sacrificios de los aztecas”. Eso hay que tenerlo bien claro.


Les contaré lo que vi en una ocasión en TV. Una mujer había recibido un trasplante de corazón. El nuevo corazón era de – “plástico” – (ein künstliches Herz). Los periodistas se acercaron a la señora, que ya había guardado el tiempo prudente y estaba en condiciones de dar la entrevista; y le preguntaron: si los sentimientos de amor a sus hijos y su esposo, a la vida misma, ¿habían desaparecido después del transplante? Para su asombro, ella les contestó:  “los sigo amando igual, o más”. Esto es importante, porque significa, que “el que ama” NO  es el “órgano físico”.. con taquicardia y todo el mal funcionamiento. Cada ser es capaz de amar. No hay excusas entonces, para no amar. Aún el corazón más enfermo está en capacidad de amar de verdad.  


Definamos algunas palabras... La palabra “verbo” por ejemplo, se le conoce en alemán como – Tätigskeitswort = o sea, que un verbo expresa algo que uno hace o lleva a cabo mediante una acción: yo canto, yo escribo, yo pinto, yo me levanto... 


Ahora pasemos a la palabra “amar”... que es un poco más abstracta, las ideas de amor son muy distintas y en muchas ocasiones las formas de amar pueden llegar al extremo de ser enfermizas y  las personas podrían "tener la idea de estar en lo correcto aunque estén equivocados". ¿A que se le llama en nuestra sociedad “amar”? porque aquí le dicen amar – a llevar a cabo el acto sexual, por ejemplo. “El amor jarocho” una forma de amar que contiene violencia, celos, etc.. le dicen en México, es pues un amor enfermizo, que demuestra el hombre por su mujercita o viceversa – donde se maltratan de los puros celos y no vaya usted a meter por allí su cuchara, porque la mujer le terminará en darle a usted una tunda, por intrometido. Ella siente, que su hombre, SI la quiere, porque si la vio el vecino, y el se puso celoso y bien duro... entonces si que la quiere de veras. ¡Madre santa, que de mal entendidos!


El concepto de “Amor” en muchas sociedades va acompañado de violencia, negligencia, control físico, menosprecio del individuo, abuso sexual.  Eso NO es amor, aunque lo digan un millón de veces.


El año pasado hubo un escándalo en Europa.. como el caso de un hombre austriaco, que violó a su hija por 25 años, le engendró 7 hijos, los tenia en un sótano, sin posibilidad de salir, y cuando al fin salieron, el mayor de los chicos (17 añitos) no había visto las estrellas en su vida.  Luego dijeron sus abogados, que no era responsable de sus actos, porque padecía un malestar psíquico. Y trataron de demostrar lo mal que estaba MAL psíquicamente – el pobre hombre, mientras se veía un video cuando estaba de vacaciones en un país asiático, deleitándose... y para todo esto, el hombre había dejado a su hija y demás hijos encerrados en el sótano, sin posibilidad de salir. ¡Terrible!


Hay personas que se dejan llevar por su cuerpo y sus instintos... sin meditar la consecuencia de sus acciones, “como si no hubiera nadie en casa” y podría decirse que estas personas “NO tienen los cinco sentidos bien puestos”, no usan su “raciocinio” antes de hacer algo y como decimos comúnmente.. después son los “ayes”. El que la persona diga que no pensó antes de cometer una acción, no significa que la acción no sea intencionada. En el momento de la violación, pasaron varios minutos, donde el individuo - activamente gozó de esa violencia, concientemente.


Veamos cuan conciente esta Vd. de lo que hace. Haga usted un experimento: Cierre usted los ojos y trate de no darse cuenta, de donde se encuentra o lo que usted o los demás están haciendo a su alrededor, por un tiempo. ¿A ver cuanto tiempo, puede usted, no darse cuenta, de lo que ocurre a su alrededor?. Podrá distraerse un poco, pero bien sabrá: donde se encuentra y lo que está haciendo.


Y aun cuando usted esté aparentemente inconciente, profundamente dormido (las personas inconcientes – se dan cuenta de todo, perfectamente- sufrirán alguna deficiencia de comunicación,  ya sea le haya dado un derrame y esté incomunicado temporalmente; pero no tienen problemas de percepción, ellos perciben 100%). 


Caso de encontrarse la persona en estado de inconciencia, tiene que saber que todo lo que ocurre durante este período, está también grabado en su memoria y puede recobrar conciencia, de lo que ocurrió durante ese período, cuando lo desee y/o esté preparada espiritualmente, para saber lo que sucedió y qué fue de ella. Eso lo hacen los budistas, como algo natural, el ver lo que ocurrió de sí mismos, en vidas pasadas. Es normal.


Ahora bien, los científicos - ahora en día-  achacan ahora “a los genes”, todos los males de este mundo. O sea que al final “nadie es responsable” de las acciones. ¡Qué simpáticos!


“Ser tonto”, “criminal”, “violador” y todas las cualidades negativas de los individuos , la culpa la tienen “los genes”. O sea que al final “nadie es responsable de sus acciones”. Eso tratan hasta de establecer los abogados corruptos, que defienden a seres sin una pizca de honradez consigo mismos,  hasta en los tribunales. “La locura” dicen que viene de los genes.


Si un hombre, una mujer o un muchachito como “el directo” que ha asesinado al menos 17 personas, ha violado, maltratado, siendo todavía un menor (17 años) y en los tribunales dicen, que todo se debe a “los genes”. No está tomando responsabilidad de sus actos. Tanto el abogado como la medicina disculpan a un ser “maligno” y cometen “un pecado de omisión” al no castigarle y permitir que siga haciendo – acciones- que no debe cometer.


Y si nos ponemos al mismo nivel que estos “científicos locos” nos preguntamos, ¿que podríamos hacer para que exista un mundo más cuerdo? – comentario: ¿Tendrían que seguir manipulando los genes? y ¡miren que eso, es solo una excusa de los científicos, para que les dejen libre campo de acción!


Si ya nos están embrocando con todos los alimentos “mejorados”- genéticamente manipulados y vemos como sumen en el hambre al tercer mundo y provocan una hambruna a nivel mundial, como consecuencias de sus “mejunjes”, de “brujos diabólicos”, que estén concientes que están jugando con el futuro de la humanidad.


Nos estábamos pues, preguntando, si fuéramos como estos científicos locos, que se creen semidioses – entre nos; recuerden que ellos nos quieren hacer creer, que “somos seres sin alma, animales, en fin”... ¿que podríamos hacer entonces, para que  exista un mundo más cuerdo? – ¿castrar a los malditos y solo permitir a los “buenos” a que se reproduzcan? Porque hay que ver que necesitamos de “gente buena en este mundo”, “gente más santa”. 


Según los genetistas: ellos nos van a mejorar los genes y ¿los buenos sentimientos, qué?,  ¿de donde se los van a inculcar a estos niños?, ¿qué de humanidad y calor humano?,  ¿nos harán más misericordiosos? ¡digo no!.  Pero no, hombre, de seguro - los que se abstienen siempre son los buenos y los que se reproducen los malditos - aunque no se puede decir que una aseveración así, también sea correcta del todo. NO. Sería pues, también una locura, imaginarlo.. Aunque no hay que generalizar, hay también gente buena. Mejor observemos la realidad ¿como va nuestra sociedad? ¿por que se concentra todo en crimen y cosas que llevan al mal?


Se ha dicho, que cuando una sociedad goza con juegos de violencia - como en la antigua Roma- es una forma de decadencia, la que se observa, que llevará sin duda a su destrucción.


 En un futuro próximo ya no se harán niños por amor, sino por retorta y por pedido específico de los padres a algún científico loco... "quiero el niño ideal: rubio, ojos azules... lista de rasgos físicos".... como quien va a comprar una tarta de fresa a la pastelería. ¿A donde vamos a acabar? ¡Algo anda muy mal en esa teoría de los genes! La responsabilidad no hay que buscarla - en los genes, “brilla por su ausencia”. Las acciones (buenas o malas) las hacemos “nosotros”, por algo que llamamos “libre albedrío”.  


Aparte que los que no quieren tomar responsabilidad de sus actos, por lo general – le preguntan a todo mundo, antes de hacer algobueno o malo- porque así en el momento, en que alguien les pregunte... ¿por qué hiciste esto o aquello? Ellos puedan responder: “es que a mí me dijeron”,  “a mí me mandaron a que hiciera esto o aquello”...  Cero, en responsabilidad.


Como en el caso de los alemanes durante la tiranía nazi.. se trató de localizar responsabilidad de actos, pero “ninguno tuvo la culpa”, “fue el sistema que los obligó, estaban "atrapados” y el individuo, aunque anteriormente había dando “hurras” a los nazis, después, ¡nadie era culpable!


Otros se engañan a sí mismos y se convencen “mi libre albedrío” me dice, que debo hacer esto o aquello, aunque sea una acción buena, ante mis ojos, pero como – continuando con el ejemplo de los alemanes, durante el régimen nazi-  “si exigen esto de mí, no puedo proteger una vida (judío), mejor lo/ la entrego para salvarme el pellejo yo”.


Y allí entramos ya en temas filosóficos y de religión, de lo que se considera “el bien y el mal”, ante Dios.  Y como al principio de todos los tiempos... “no hagas a otros, lo que no quieras te suceda a ti”.