Comunicación implica también autoanálisis, automejora y enmienda a terceros (cuando es necesario)
Melissa Ardan Rojas



Para que exista una buena comunicación tiene que ser constructiva, que permita hacer crecer al individuo, lo haga sentir querido y digno.


La comunicación no se basa tan sólo en la crítica negativa, que devalúa los derechos, pensamientos, creencias, valores, de los individuos y que únicamente señala los errores del otro, y de uno mismo es peor - eso es solo ver la astilla en el ojo ajeno y no ver la viga que uno lleva en el suyo; además de ser un punto de vista muy egoísta, no es bueno, ni sabio, pero también es una muestra de falta de responsabilidad.


Al echarle siempre la culpa a los demás... uno se quiere hacer creer a uno mismo, que no es responsable de la situación. Eso ya es un índice de baja responsabilidad.


Uno es siempre responsable, de lo que ocurre a su alrededor, por muy grotesco que sea, ya sea porque no dijo algo a tiempo... o no corrigió a tiempo a alguien... o porque hizo algo indebido, al no medir las consecuencias de sus actos. Aunque otra persona me haya inducido o atraído a pecar...


Me encanta de vez en cuando ver el ejemplo de Eva y la serpiente, porque allí, solo se están echando la culpa, como bola de pin-pon, una a la otra"...


Veámoslo más detenidamente.... analicémoslo desde este punto de vista:


...si Eva solo fue atraída a pecar, y ella se dejó llevar por la astucia de la serpiente, y  todo fue culpa de la serpiente... ¿por qué tendría luego Dios que sacarla del paraíso? - ¡Eva dice, que no tuvo la culpa!¿eh?


Pero al parecer - ella es responsable-  porque se dejó llevar, por los buenos o malos consejos. Dan igual las razones que ella haya creído, del por qué era bueno y que al final la hiciera hacer lo que hizo.


En este mundo terreno, tenemos todos los días, situaciones en que los hombres se ven tentados por cualquier clase de debilidades.


Aunque hay siempre que evaluar con una lupa muy grande, y con "sentido de juicio" nuevamente lo que es bueno o malo. "No todo lo que brilla es oro" decía el dicho popular - y Salarrué decía: "No todo lo que relumbra es mango"..


Para un mafioso, será bueno -matar al que le arruine el negocio- y sin embargo, sabemos que eso no es lo correcto.

 
"No hagas cosas buenas que parezcan malas", le recomendaban también a la mujer del Cesar... Y si haces algo indebido, reconoce tus errores, pero enmiéndalos también, No basta solo con reconocerlos, NO.


Hay quienes son tan frescos, que dicen: "sí, yo soy muy macho, mujeriego, etc. ¿y qué? ¿Y así a donde vamos? A un mundo caótico. Pues sí. Este individuo tiene un "cero en responsabilidad". Así es. Aparte de tener una boca muy grande, no se hace cargo de nada. Y lo peor de todo, nadie le exige nada. Ahí tenemos a las mujercitas, cargando con los niños, que ellas mismas se han buscado. Y no les exigen nada a los tatas.. Cero a ellos y a ellas en responsabilidad. Son sus hijos.


Para tener entonces un mundo más humano y con calor humano.. Es necesario entrar en razón. Y si encuentras que has hecho un error, de ser posible, haz una enmienda.


Eso de reconocer errores, es un tema serio, se puede observar de forma muy clara, después de la 2da. guerra mundial, cuando hasta los nazis del SS, que fueron llevados a los procesos de Nüremberg ¡se creían inocentes!, hasta el final, ellos afirmaron ser "inocentes", ellos decían que era su deber: obedecer órdenes.


En un caso así, uno bien podría preguntarse: ¿dónde queda la humanidad, el calor humano, el libre albedrío y el sentido común?, hay quienes que buscan que otros les digan que hacer... para así, en el momento de buscar responsables, ellos puedan responder, que fue porque ellos "obedecían ordenes". 


Se están zafando, olímpicamente, de su responsabilidad.


¿Dónde está el libre albedrío? cuando él hizo una acción determinada: por Ej.: cuando EL apretó el gatillo, cuando EL abrió el grifo de las cámaras de gas, cuando EL sacó a la gente de sus apartamentos, cuando EL violó sus derechos humanos, etc.. ¡sabía que era una mala acción! sin embargo.. NO hay nada que disculpe esa decisión. Primero tiene que reconocer, que hizo algo incorrecto, que violó los derechos de los hombres.


Entre las cosas que no hacemos a tiempo, tenemos por Ej. allí, a los padres "permisivos", que les toleran todo a los hijos, yo he visto a madres, que son insultadas en un supermercado por sus hijos de 3-4 años, diciéndole groserías, que solo podrían haber escuchado de un adulto, por no decir, el tata... y trataban a la madre, porque no les concedía lo que a ellos, se meten entre ceja y ceja... y terminan cediendo a la terquedad y grosería de los hijos.


Pero cuando se llega a esos extremos, ha pasado ya, mucha agua debajo del puente. Se corrige a la primera y de forma contundente, inequívoca. Los hijos de padres permisivos, nunca les han corregido o dicho:, "No, mi hijito, eso que haces no está bien, no es correcto. No quiero que lo vuelvas a hacer, y eso que has hecho arruinado, arréglalo y haz DE INMEDIATO una enmienda".


Así tenemos jóvenes como los pandilleros, que para lograr lo que quieren, amenazan, violan, matan... los padres para calmar sus conciencias, porque tienen que trabajar, les dan todo a sus hijos y creen que "la educación bajará del cielo", "cuando no estén"  y cuando el joven esté ya en la adolescencia y sienta rubores y otras cosas típicas de la edad y tenga una novia, y le diga que él quiere hacer el amor y ella "no quiere, hacer el amor"; como el jovencito, no está acostumbrado a que le digan no... la viola y/o la mata.


No, eso no es correcto. Los padres, no cumplieron definitivamente con su rol de padres.

No enseñaron a sus hijos, lo que es correcto, y lo que es incorrecto. No basta solo darles de comer, darles techo, pero tienen que darles seguridad, que se sientan acogidos, bienvenidos al hogar, queridos al fin, capaces de respetar, lo que es "lo mío y lo tuyo", aunque sean hermanos, padres e hijos, aprender a respetar las opiniones de los demás y naturalmente es parte del rol de los padres, encaminarles "al bien", ser gente "productiva", un buen ciudadano, que respete los bienes, la vida, las opiniones, la existencia de los demás seres en general y a su familia.


Un ejemplo de un joven asesino de 17 años, que escandalizó a la sociedad por su crueldad fue "el directo" (sobrenombre). 

Sus padres parecen haber brillado por su ausencia, o eran en parte/ o del todo, obtusos, indiferentes y que no le corrigieron.


Estos jóvenes pandilleros físicamente habrán tenido padres, pero moralmente no los encaminó al bien nadie, o sea que "no tuvieron padres" de verdad, para que les corrigiesen, a tiempo... ésos son también pecados de omisión... ¡conste!


Pero ya he hablado otras veces del "sentido común".. y se trata de algo interno, muy personal, que le dice a uno cuando algo es correcto o incorrecto.. Eso es común a todas las personas; todos lo poseemos, sin embargo, hay quienes no escuchamos esa voz interior, a tiempo.. eso también es un pecado de omisión, contra su persona.


Es necesario pues, que nos permitamos siempre un “examen de conciencia” o sea que nos tomemos el tiempo necesario y además de forma frecuente (una vez por semana mínimo, si es que no se hace a diario), para reflexionar así, sobre la rectitud de nuestros propios actos, para que pueda haber enmienda de nuestros errores y que uno mismo ha cometido.


Para que exista algo positivo en una comunicación pues, debe de haber autocrítica, autoanálisis, automejora, y enmienda, que va desde el nivel individual, hasta un nivel más amplio, como es el de una sociedad. También una sociedad necesita de autoanálisis y enmienda de errores y horrores.