¿Homo Sapiens en decadencia?
Melissa Ardan Rojas




¿Qué tal? el otro día estaba yo por allí, pensando, observando como siempre nuestra querida sociedad. Aunque Mafalda, la llamaba: "suciedad", "zoociedad". ¡No! si ya vienen desde hace añitos, por no decir siglos, varias personas pensantes, que vienen quebrándose la cabeza, al ver que el hombre, como especie, ¡digo! ¡no adelanta! ¡no avanza! hermano, sino que va como el cangrejo, de retroceso. Porque el hecho que se tengan mejores armas para destruirnos y como destruir a otros seres - por tierra, mar y aire - ya hemos leído de las partículas que sueltan en la atmósfera, dis´que (o sea con premedita excusa) para hacer cambiar hasta el clima, hacer llover donde no llueve, o hacer llover para vencer al enemigo...  uno ya no sabe, ni de donde viene, si es catástrofe natural o divina... no son inventos, ni cuentos, ya quisiera yo.. y aparte a nuestro querido planeta; cosa que no puede figurar entre las cosas positivas, para que se afirme que “el avance” sea de una forma global para el ser humano. Globalmente nos estamos destruyendo.


Hace muchos años, me tocó ver un póster, donde de alguna forma hacían alusión a Darwin... y conocemos su teoría, de que el mono al transcurso de los millones de años y acoplamientos climáticos, evolución genética – y más de alguna persona afirma: que somos clonación de otros seres extraterrestres- y que por alguna intervención divina nos convertimos en alguna parte de la cadena evolutiva en "homo sapiens erectus". Sólo que en el póster se observaba a un hombre, que iba des-evolucionando o sea, el proceso estaba “revertido” y terminaba, debido a las drogas, e infinidad de circunstancias adversas, otra vez “en mono”, es decir, se convierte en animal y pido la disculpa debida a los –animales- ya que son mas “tiernos”, “cuidadosos” con los de su especie, no matan por placer – como el hombre- los animales merecen “nuestro respeto”. Tenemos que admirarnos sobre manera, que no nos hayamos matado ya a la humanidad entera o que hayamos convertido al planeta  en una bola de billar o como el planeta que ronda – convertido en pedazos de roca – entre Marte y Júpiter.


Ahora bien, si observamos con estos ojos y vamos ahí donde tenemos a “Lucy” expuesta en una vitrina en el Museo de Historia de Nueva York, como la más antigua de nuestros antepasados, como testigo fiel de evolución.. Lucy tiene por cierto aprox. 3,2 millones de años..


Y aquí estamos en pleno siglo XXI, "el nuevo hombre" dis´que civilizado, tirándonos cohetes destructores, inventando armas químicas de destrucción masiva, acabando con el medio ambiente, debido a las talas de árboles, las aguas las estamos contaminando... y ése es el nuevo ser "pensante"- lo que nos diferencia de los "animales".. provocando "holocaustos", "sociedades que solo conocen la violencia, despojo, violaciones".. uno debe preguntarse seriamente, después de haber visto la película "el planeta de los simios", si el hombre, el ser humano no es de verdad otra clase de "simio", porque se comporta "como un animal"... "dispénsenme las personas pensantes"- "ya que están -fuera de producción".


Pensemos en serio: "¿Que nos diferencia de los animales?" Porque los psicólogos creen inclusive, que "ni alma tienen" entonces sería el ser humano, eso - "desalmados".  No puede ser esa "la respuesta", ya que es desalentadora.


Por una parte – a la gente le resulta- en primer lugar, ¡cómodo, práctico! Al no tener alma o ser ellos mismos, los que tendrán que existir la próxima eternidad, de forma “conciente” se entiende, porque la idea general de la muerte, es que “se apagaron las luces, y uno no se da cuenta de nada”. “Bien chivo”= o sea – “todo perfecto”, no tienen remordimientos, ni tendrán nada en el más allá, porque preocuparse de nada.  


Ya la idea del infierno al estilo dantesco, “pasó de moda”. Los terroristas y los malos de la película bajaron del escenario y están haciendo de nuestras existencias unas pesadillas “en vivo”. El infierno está aquí, entre nosotros. Y no es que lo haya traído el diablo, “no”, lo estamos haciendo aquí, “nosotros mismos”.


Bien, podríamos haber escogido hacer “un paraíso” en la tierra, como lo tenia planeado “Dios” al principio de los tiempos. Para mí, la idea de Adán y Eva tiene una gran moraleja, poseemos "libre albedrío"   porque  –conste, somos nosotros, los que estamos en la capacidad de elegir “día a día”, si deseamos “un paraíso o un infierno”, dos posibilidades, entre el bien y el mal...


Aparte ¿que hace el ser humano para sobrevivir? Lo que observamos en el mundo, si  hace siglos las sociedades no podían leer y estaban condenadas a la ignorancia, podría creerse que este siglo, es cuando la humanidad, ha tenido más oportunidades para aprender, para entender lo que sucede con el como ser humano, y sin embargo, es cuando más cosas impensables, hacen..  digo, a sabiendas de lo que hacen es malo...


Observamos sociedades en todo el mundo, que somete a otros seres a sus intereses, ya sean seres humanos o animales. Algunos se  posesionan de las vidas de otros sutilmente..  creando nuevos intereses... la gente desea “lo nuevo”, “lo mejor”, las sociedades quieren los gobiernos “que gasten su dinero” y los bancos dan créditos con intereses, que no pueden ser pagados, y luego estos se posesionan de sus casas, tierras, posesiones.


A través de los restaurantes de “comida rápida”, la gente de hoy, no tiene tiempo de preparar su comida, las pausas en los trabajos, son muy cortas y el estrés crea nuevas “enfermedades” del corazón, del estómago, de los nervios o los hacen trabajar inhumanamente, para costear las necesidades de las sociedades del 1er. Mundo. A veces sin darles siquiera el  sueldo que merecen, con el que puedan cubrir sus necesidades primordiales, ¡eso sí, es pecado!).


Pero estos ejemplos, no cubren todo en la balanza del bien y el mal. Hay muchas conductas y hechos que hacen de este planeta un verdadero infierno y hay que pensar, que hay siempre, “personas” detrás de todo esto, que provocan “hambre”, “miseria”, “pobreza”, “desempleo”, “guerras”, “venta/ compra de armamento”, “niños de la calle”, “niños soldados”, “niñas mutiladas en su sexo, como en África” eso es traer el infierno a la tierra!.


Al hablar del verdadero amor entre los seres (y no me refiero al amor que se vende por TV, como articulo de lujo junto a la cerveza o un coche y que los hombres compran en una esquina, o exigen a la fuerza o por violación, eso no es amor).  


El amor es supuestamente “una comunión” entre dos seres, casados o no. Una comunión de sentimientos – una comunicación sagrada, donde ambos crecen como individuos. Algo bello, inigualable.


En algunas sociedades existen juegos de control y manipulación por parte de las familias y convierten la comunicación en “pecado”, aunque tendrían que analizarse ellos mismos, pues “nadie” tiene derecho, sobre la comunicación o pensamientos de otra persona. Es un derecho que tenemos todos.


Hay un pequeño poema alemán que dice:

“Los pensamientos son libres. ¿Quién puede adivinarlos? Ellos pasan frente a nosotros, como sombras por la noche. Ningún ser humano puede saberlos. Ningún cazador puede matarles. Que quede bien claro –los pensamientos son libres”


La comunicación tiene solo una meta, transferencia de información, datos, que puedan ser entendidos por otros. De otra forma no es comunicación. La comunicación tiene 2 o más direcciones, es un intercambio de ideas.


Pecado es “ignorar al prójimo y sus necesidades”, “no cargar con las consecuencias”, “hacerse el loco”, “no darles un futuro”.


Al darnos Dios ese “soplo de vida”, según las escrituras. ¿qué nos diferencia de los animales? Aunque estoy segura que ellos también poseen una energía conciente de vida. Es prepotente asegurar que no se dan cuenta. Claro que se dan cuenta. Lo mismo que las plantas, son seres vivientes. De otra forma no crecieran, no florecieran.


El otro día vi un reportaje sobre las abejas y mariposas... ellas polinizan muchas de nuestros árboles frutales y verduras. Con la actual forma de agricultura, donde usan pesticidas y la utilización de las tierras de forma industrial, están acabando con las abejas y las mariposas.. y como experimento colocaron en un vivero, plantas que iban a ser "manualmente polinizadas" y las otras de forma natural... es decir, con abejas y mariposas... el resultado fue, que las plantas "manualmente polinizadas" tuvieron menos rendimiento que las polinizadas de forma natural...  lo que les dan a las plantas las abejas y mariposas, es vida, lo hacen con amor... divino, y las plantas lo captan.. no menospreciemos pues, la sabiduría de la naturaleza.


Y por supuesto que cada planta, cada árbol, cada río, cada mariposa, todo el universo está lleno de belleza divina. Lo siento en especial, al pensar en la belleza de los seres que amo. Las personas que son motivo de alegría en mi vida, los que son inspiración y esperanza. Tener oportunidad de conocer seres celestes, me hace pre-sentir, que el paraíso “está cerca”. Es muy bueno conocer personas que nos hacen sentir, que la vida es bella, nos transmiten deseos de vivir, a través de ellos descubrimos un mundo más hermoso. Non hacen sentir, que valió la pena vivir. El haberles conocido ha sido un hecho maravilloso, pues tocaron nuestra alma, llenándola de luz, alegría y esperanza.