La represión y la autoestima
Melissa Ardan Rojas




¿Podremos  reconocer las diferentes formas de represión tales como: la devaluación o sea el menosprecio del autoestima y el control no sano, especialmente cuando viene de un ser querido?

Veamos, empezaremos con algo que se observa a diario, observaciones no óptimas de comportamiento y como podemos mejorar nuestras relaciones. Observemos nuestra relación con las personas cercanas. Voy a intentar establecer orígenes, consecuencias y soluciones.

Existen muchos mecanismos de represión. Es decir, formas con las cuales las personas tratan de una forma “abierta o encubierta” de controlarnos y buscan formas de lograr que nosotros hagamos lo que ellos quieren que hagamos. Esto es algo tan viejo en la historia del ser humano, quienes fueron las mismas familias quienes introdujeron estos mecanismos para hacer a sus hijos “dóciles”.  Algunos de estos relatos vienen ya desde los griegos, aunque no fueron ni los únicos, ni los primeros en hacerlo – dicho sea de paso – luego los romanos... y luego así hasta nuestros días, se fueron pasando las costumbres por medio de las diferentes culturas, la española... etc.

Seguro que hay varios métodos utilizados para ejercer control, la historia del hombre esta adoquinada con métodos de control, uno de ellos puede uno imaginárselo uno vividamente y sin problema, ya que lo vivimos todos dentro del seno familiar, luego en la escuela, en el matrimonio, en el trabajo, no es algo que no lo hayamos vivido; sin embargo nos cuesta reconocerlo o ver lo que hay detrás de tal comportamiento y este es el método de la “invalidación” o “menosprecio”  y la persona será primordialmente amedrentada “o haces esto, o yo te dejo de apoyar… económicamente, te dejo de hablar, haré lo que esta en mis manos para que no avances, o te delataré, o te quitaré mi apoyo económico,  etc.” Esto quiere decir, que la persona que utiliza este método, está chantajeando a la otra persona, a que haga lo que ella quiere. Eso es represión. Cual es la meta de la represión… pues, ejercer control sobre la persona. Eso es sin duda: una mala intención. Y no se debe tolerar.

Otra de las formas como tratan los “semidioses” – este es un término, que usaba una persona a quien aprecio mucho y ya murió, se llamaba Markus, en su libro él llamaba “semidioses” al “homo sapiens”, porque desde el momento en que creyeron los hombres, haber sido formados a “imagen y semejanza de los dioses” ya “no los aguantaba nadie”, de lo engreídos que estaban. Si mal no recordamos hasta en la Biblia está, que la “tentación del hombre” fue nada menos “buscar sabiduría”, con lo cual ellos “estarían al nivel de los dioses”. O sea todo aquel humano que “busque sabiduría” por siglos iba a ser “muy mal visto”. El ser humano u “homo sapiens” era según Markus, un simple producto de “los dioses”, que se dieron a conocer a los antiguos mayas, aztecas, egipcios, fenicios, dándoles  “conocimiento de tecnologías” que tras la destrucción de la Atlántida, ya no se han vuelto a poner en práctica, ya que los semidioses, no querían compartir el poder con  “los dioses” quienes eran simplemente “extraterrestres”.  Bueno, ese es otro tema, pero en cuando a la forma de manipulación, y como llegó la maldad al ser humano... hay varias teorías. Y podemos pasar un siglo, tratando de “descubrir” que la ocasiona.

Lo que si hay que dejar claro, es que el menosprecio, el abuso y el uso del mal control de las personas (como en el tiempo cuando existían las antiguas galeras, que a fuerza de látigo, se forzaba a los esclavos a remar; ahora son los bancos, los intereses, el trabajo sin limite de tiempo, el consumismo creado por la TV, el ansia que sienten las personas, si no están en capacidad de consumir, es enfermizo y la sociedad está siendo manipulada y el estrés, que uno mismo se crea, porque quiere tener más MÁS, MÁS... como si uno estuviera ¡hipnotizado! ) La manipulación o control no es correcta, sea de  quien venga la manipulación, si viene directamente de los “dioses”, de los “semidioses” o de donde venga.

Y eso que de son los genes, “los que nos hacen actuar mal”... eso solo los “ingenuos se lo tragan”, ¡eh! son pamplinas.

Porque es de suponer que han habido grandes civilizaciones en otras partes del universo, aparte del nuestro pequeño planeta, el cual ¿a saber en que cuadrante del espacio sideral anda rondando?... conste, ¡al menos yo no lo sé!  

El hecho es: que devaluar a otra persona, en su capacidad física o intelectual, o en sus posesiones, no es correcto. El hecho que alguien le diga que lo que Vd. tiene no tiene valor alguno y la persona que la menosprecie considere que puede: destruir su propiedad, quitársela, hacerle creer que no tiene derecho a poseer nada. Eso no es correcto.

La persona represora tratará de no permitirle que posea nada, ¿por que? Porque así ella podrá manipularla y controlarla “mejor”,  exigirle que haga lo que ella quiere de Vd. También tratará de devaluarla en los cosas que hace, o en su manera de verse o vestirse. Vd. nunca complacerá a esta persona, críticas tales como:  “mira como andas el pelo”, “porque te has puesto ese vestido”, “te ves horrorosa”. Ella la devaluará igualmente en su capacidad intelectual: “si tú no puedes hacer nada bien”, “eres una tonta”, “si eres inteligente, harás esto..” ; o sea que si uno decidiese hacer algo diferente a lo que la persona “que sugiere..” dice, de antemano “Vd. es la perfecta idiota”.

Otros ejemplos de comentarios cáusticos o crítica mordaz por parte de la persona que la reprime: “y tus compañeritas ¿por qué fueron ellas todas exitosas?” “Eres un bueno para nada”. Y si acaso tienes un buen trabajo dirá a algún amigo(-a) suyo(-a): ¿Y crees tú, que esté en capacidad de hacer un trabajo así, no es mero tontita? Aparte de esos comentarios cáusticos: todo los bienes que la persona posea, no le dará el valor que realmente tienen. Para la persona represora, solo lo que ella hace o dice, tiene algún valor o importancia.

Cuando se menosprecia a un amigo eso es vil traición. Menospreciar a alguien, os juro que eso no es constructivo. ¿Cuál es la intención al menospreciar a alguien, sea quien sea? o ¿ignorar a alguien que me saluda por ejemplo, no dignarme a verle... O no saludarle aunque esta persona esté frente a mí, es una invalidación y un menosprecio. Pasar junto a esta persona e ignorarla. ¿Qué intenta un individuo al hacer eso? ¿Hacer a la otra persona, sumisa? ¿Hacer que haga lo que yo quiera? Este es un comportamiento de manipulación, es una forma de controlar, demostrarle a la otra persona, que yo tengo razón y que él está equivocado. O hacerle sentir que yo soy superior y él o ella es una hormiga insignificante, que puede ser aplastada. Y haré indudablemente que esta persona se sienta mal, y se menosprecie a sí mismo. Muy mal, muy mal eso.

Hay un libro muy bello de Brian Weiss, M.D., "Mensajes de los maestros" (la versión en español, ya existe) - "Messages from the masters"  ISBN: 0-446-52596-0 (versión en inglés)

En los libros de Brian Weiss, "Otras vidas, otros maestros" entre otros, habla que el amor es lo que nos une al cosmos. Que el amor entre los seres queridos "no muere" y uno está en capacidad de reconocerse en diferentes vidas.

 

Esto es algo que millones de personas creen en el mundo.

 

El hecho que nosotros no hayamos escuchado o experimentado alguna de estas situaciones no quiere decir que no existan.

 

Algunas personas creen que solo el hecho, en que ellos "duden" de "la existencia en otras vidas" - basta - para que sea esto un hecho y deje de existir. (Es una forma de actuar como el avestruz) mi abuela decía un dicho: "lástima grande que sea  verdad tanta mentira"...  con esto quería dar a entender, que la gente dice muchas cosas, que no quisiéramos "fuesen verdad" y las catalogamos por miedo - a que son mentiras... y al final llegan a convencerse en que son verdades... y que tienen que reconocerlas. Allí tenemos a las madres, que dicen a sus hijas: "mi´jita, este hombre no te conviene, mirá que tiene malos modales, te va a hacer la vida imposible" - y la hija: "no mami, si él me quiere, por eso dice que es celoso", y lo que ella no se imaginaba, que la iba a estar esperando el famoso "amor jarocho", que a pura "penca", la hace a la mujer hacer lo que él quiere... ¡no digo pues! A quien por su gusto muere, que lo entierren parado. ¡No puede ser, tanta ceguera!

 

Que no descarguen sus "frustraciones" en Vd. mi´ja... mándelos a "chapalear" rapidito... póngase los pantalones, y sáquelo "chaqueteado" al estilo de "Zapata", y cuidadito, antes de irse, "haga que le baile el "jarabe tapatío"... pa´que no se le olvide, que por aquí, no hay que asomarse, por que la otra va en serio... (ya se me salió el indio)...


Bueno, ¡la verdad es que "la existencia de otras vidas" es independiente a que uno crea o no, en esta posibilidad, mi´ja!.

 

No tiene la menor importancia, si cree Vd. o no, en su esencia como "ser eterno" o sea "la parte conciente de existir, esa es Vd. porque piensa, decide, observa, se da cuenta de lo que pasa a su alrededor, esa parte es eterna, no muere nunca" . Cuando una persona dice no creer en otras vidas, está simplemente rechazando su propia acción, lo que yo pensaría de ella, la única conclusión, es que su nivel de responsabilidad está muy, muy bajo - y para su propia experiencia le tocará venir a este mundo varias veces, le guste o no, hasta que se cerciore.


Lo malo, es que este mundo va de mal en peor, habrá mas hambre, la gente será más material, y será cada vez más difícil para un "ser espiritual" el enfrentarse a un mundo de maldad, estará la persona pues más expuesta a personas mas violentas, a una sociedad más necesitada, y naturalmente a más represión.


Brian Weiss, dice algo bello- sobre la familia espiritual y como la persona que es abusada, menospreciada, atacada de cualquier forma:  NO tiene que racionalizar (= o sea explicarse uno, algo, un comportamiento, un hecho, de una forma que suene lógica, para disculpar el error, o la acción.. ) o en este caso el abuso.. ya sea este psicológico o físico.


Uno no tiene por qué tolerar el abuso. Uno no lo merece. Punto. Ciertamente hay otros seres, amigos que vienen a convertir en nuestra familia espiritual, y serán los que sanen nuestras heridas espirituales. . Pág. 103 104, en su libro: "Messages from the masters" - "El mensaje de los maestros."


Ya que nos encontramos en este mundo, aunque Vd. no se dé cuenta, más vale tratar de ser bueno, porque a medida que Vd. vaya haciendo el mal, una y otra vez, así irá perdiendo capacidades, y al final terminará regresando a este mundo, con la conciencia de una hormiga.


Los grandes maestros nos dicen que venimos al mundo a "APRENDER", y mientras no aprendamos la lección de "respetar la vida", "respetar al prójimo"  y el respeto a las leyes cósmicas de armonía, vamos los humanos a tener que seguir viniendo a sufrir a "este valle de lágrimas". Es SU decisión como será SU vida futura y las capacidades que tendrá, dependerán de su actuar HOY.