Continuar leyendo - I parte


XX años de Impunidad - los mártires de la UCA
Introducción, por Melissa Ardan Rojas



EL CAMINO DE LA PAZ    I. Martín Baró

«De poco serviría lograr una paz entre los grupos contendientes, si se mantienen las mismas estructuras sociales de explotación y dominio, los mismos valores de competencia y poder, el mismo estilo ideal de vida consumista que lleva al acaparamiento injusto y arrastra a la discriminación social». (1)

Introducción

XX  años de impunidad –  Los mártires de la UCA.( 2)

Melissa Ardan Rojas

Mártires de la UCA

P. Ignacio Ellacuría, S.J.

P. Ignacio Martín-Baró, S.J.

P. Segundo Montes, S.J.

P. Amando López, S.J.

P. Joaquín Lopez y López, S.J.

P. Juan Ramón Moreno, S.J.

Elba y

Celina

 

 

La mañana del 16 Nov. 1989, algo inaudito sucedió en El Salvador. Se dio muerte a 6 sacerdotes jesuitas y sus trabajadoras. Al día siguiente de la masacre, el ejército y el presidente culpaba a la guerrilla, de tal acto; cuando en verdad, las investigaciones descubrieron que ellos habían incluso planeado en secreto, dentro del Estado Mayor, la muerte del P.Ellacuría – sin dejar testigos... Cristiani, el entonces presidente de la República (aunque dice aún hoy, no tener vela en el asunto y no se le cree, por más que lo desmienta).  Días antes a la matanza Cristiani  mandó un telegrama, al P.Ellacuría, para pedirle le ayudara -como ya la había hecho infinidad de veces- en las pláticas que se tendrían con los guerrilleros, ya que habían atacado la capital, en ese Noviembre, 1989. El P.Ellacuría estaba en esos momentos en España. Los medios españoles se dieron cuenta, y le preguntaban: “¿no tiene miedo de volver?” y el P.Ellacuría decía: “no he hecho nada” y “volvió”. Y los malditos - como les digo yo-  le estaban esperando.

 

Los que cometieron estos horrendos crímenes, fueron investigados por la “Comisión de la Verdad”, entidad que trató a lo máximo a esclarecer lo sucedido, ya que había habido masacres en distintos lugares del país. Fue terrible este hecho contra los jesuitas, porque eran hombres de fe, de paz y de justicia, que habían dado todo al servicio de la Universidad. Durante esa semana de ataque a la capital, había “toque de queda”, es decir, que se prohibía la salida a la calle, de 18:00 horas a las 06:00 a.m., durante este tiempo, los ciudadanos perdían sus derechos como individuos, si eran vistos en la calle, podían ser arrestados, por el solo hecho de andar en la calle. Solo entidades paramédicas y militares tenían libre movimiento, durante esa hora. Y hay que ver, que fueron asesinados a las 02:00 a.m., dentro del campo de la misma Universidad, fueron sacados de su casita, de sus camas, los hicieron que se tirasen sobre la grama y...  las imágenes, impactan a cualquiera. En este momento escucho “el canto de los pájaros” de Pablo Casals, y sólo me imagino las voces de estos hombres, que como pájaros, dicen esto y aquello... Yo  veo ahora frente a mi, el actual jardín de rosas, que con mucho amor, colocó el esposo y padre de las mujeres asesinadas, Obdulio. Sólo puedo decir, que han dejado un gran vacío, en la Universidad, en la gente que conocieron ya que ellos dieron esperanzas, calor humano, solidaridad a este pueblo herido “y crucificado”, como decía el P.Ellacuría. Era “crucificado” porque sufría horrores. El P.Ellacuría y todos sus compañeros, trabajaron incansablemente por la paz, mediaron entre ambos bandos, condenaban violencias cometidas por ambos, fueron muy cercanos a Monseñor Romero. Trabajaron y le apoyaron a Monseñor, en todo lo que pudieron, y sufrieron mucho con su muerte, pues Monseñor fue para todos una luz en el camino. Ellos NO eran comunistas, ellos NO eran alborotadores. Ellos NO azuzaban a nadie contra los demás. Que no les parecía, como se daban las cosas, bueno, pero uno es libre de tener opinión.

 

Ahora bien, cuando fueron investigados estos crímenes, se vieron involucrados altos jefes de mando del ejército, se habían reunido en el Estado Mayor, ya que el 11 de Nov. 1989 había comenzado un ataque a la capital, por parte de la guerrilla, y era una lucha como decían ellos “hasta el tope”, iban arriesgados a que tronara todo, para que hubiera una decisión de gobierno. Los militares, que habían hecho de las suyas, en los pasados diez años, y con la excusa, de luchar contra el comunismo, si lo que la gente quería era lo normal, un salario con que poder salir adelante, escuelas, hospitales, pero se le ha venido dando largas a través del tiempo, y los gobernantes han ido, “consolando”, a la gente... a través de los años, y mientras tanto, ha habido corrupción en los gobiernos, que asusta*..

 

Un ejemplo de la corrupción, fue el caso del jefe de ANDA, que supervisaba todos los proyectos de agua potable, instalación de tuberías, en los diferentes sectores del país. Él se escapó del país, habiendo “magiado” (= hacer trucos de magia: hizo desaparecer) 30 millones de dólares. Al fin lo llevaron a tribunal y está en la cárcel. Los banqueros, madre santa, ese es un grupito, “mafioso”, pone los intereses a tasas exorbitantes, la pobre gente no sabe como pagar cuotas para los préstamos y si pierden el trabajo, no se tientan los hígados para quitarles sus propiedades...  y así, una cosa, tras la otra... para que tengan una idea, de como se fue formando toda esta “onda”, haré una pequeña reseña histórica, antes de contarles todo lo bueno, que hicieron estos hombres de fe, y vean Vds. el reto, que tenían por delante...

 

            Estos crímenes, siguen impunes. El gobierno y el ejército... a los pocos días de dar los resultados “la comisión de la verdad”, y estando aún en pláticas de acuerdos de paz, exigió el gobierno, se les considerara también a ellos al otorgar “la famosa ley amnistía”. Lo que para mí, es un reconocimiento de su culpabilidad”.  Lo explico en (I Parte- XX años de impunidad) . Todos los militares y los guerrilleros, hicieron lo posible, para que la Asamblea Legislativa (casa de representantes- diputados) dieran aval a la ley de Amnistía. Eso, lo considero una traición a toda esa gente inocente, que murió de manera vil. En Bosnien – nada de amnistía, en la Alemania Nazi, nada de Amnistía, les llevaron a juicio y les colgaron - por buenos, no ha de haber sido, porque se demostraron sus crímenes;  en Chile, ya era hora que hubieran llevado a tribunal a Pinochet – aunque fue demasiado tarde para que cumpliera la sentencia que merecía. A Perón, las madres que perdieron a sus hijos, siguen haciendo demostraciones, por los desaparecidos. Y en El Salvador, muy bien gracias, todos los culpables, siguen bien, no se les toca un pelo. Y cuando uno les recuerda algo, por Dios: “ya olvida eso”, “no recuerdes eso”. “Es malo, revivir sólo lo malo”, “dale vuelta a la página”, “para que te acuerdas de fulanito”, “olvida ya a zutanita”. El gobierno dice como excusa: “eso abrirá heridas, que no han sanado”, y ¿cómo van a sanar, si no se les ha dado dignidad a las victimas?, como repiten una y otra vez, las entidades que tratan de reivindicar la dignidad de las víctimas.

 

El Salvador se encontró, en una guerra entre “hermanos”, compatriotas, desde hacía 10 años en 1989. Esta guerra produjo una cantidad de casi 75.000 muertos. La muerte indiscriminada, a sangre fría en muchos casos, por militares y grupos “malignos” – tales como “la mano blanca” y “los escuadrones de la muerte” - pagados por la derecha y apoyados por la milicia- parecían eso, “seres malignos, que andaban sueltos, matando, violando, haciendo de las suyas”.  Su excusa, luchar contra “el comunismo” –hasta mis manos llegó una estampa con la virgencita de Guadalupe,  con las letras... “Virgencita, líbranos de las garras del comunismo”. 

 

Recordemos que a Jesus de Nazaret, también lo acusaron de muchas cosas, injustas.. y el populacho estaba ya agitado, cuando Pilatos les presentó a Jesús y les permitió escoger, entre Barrabás y Jesús. ¿Que dijeron? Que soltaran a Barrabás y crucificaran a Jesús. Los días antes de los asesinatos, podría compararse al ambiente que vivió Jesus entonces y lo que estaban viviendo específicamente los jesuitas, porque los acusaban, llamándoles sus nombres, en los medios en San Salvador, en un canal abierto, que permitía a la gente hablar.. y muchos dijeron cosas.. “que no se deben decir, entre hermanos, ni entre cristianos”. Los medios “azuzaron a –los malditos-  para que les atacasen”, o “habían sido envenenados muy bien”, “o les estaban pagando, para hacer esa clase de acusaciones”.

 

Tengo que añadir, que resulta ilógico, ese argumento del gobierno sobre el comunismo y que le achacaran a los jesuitas, de promoverlo. Es ilógico, porque se sabe de sobra, que los comunistas, son “ateos” y no quieren tener, nada que ver con ninguna religión.  O no se han dado cuenta, de la persecución de las religiones en la China y otros lugares del mundo. No decían los comunistas, que eran las religiones “el opio del pueblo”.  Entonces, ¿en que quedamos? enfatizar en nuestro país, el gobierno, que nada menos que religiosos, son los que estaban a favor de algo así, yo diría que están «muy mal informados». Querer justicia, no es lo mismo, que ser comunista, por Dios.

 

Aparte de eso, los jesuitas, eran hombres de paz (no de violencia). Eran hombres que daban amparo, a quienes les pidieran su ayuda. Las últimas a quienes dieron amparo, fueron a las dos mujeres (madre e hija), que pidieron permiso, para dormir en la casita, donde las mataron. Ellas tenían miedo, de lo que pudiera suceder fuera de la Universidad, ese día. 

           

A donde les llevó su misión a estos jóvenes.

 

Es necesario contarles que cuando llegaron a mi país, ellos llegaron siendo unos jovencitos entre 18-20 añitos, para terminar allá su noviciado, en su mayoría.  P.Ellacuría llega al país, por ejemplo en 1948 y sus compañeros, el P. Martín-Baró, llega a El Salvador y  termina allí 2do. Año de noviciado, el P.Segundo Montes, llega en 1951,.. eran pues, unos jovencitos que querían dar lo mejor de sí, por amor a Dios y al prójimo. Más al llegar allá, se encuentran con un mundo muy diferente al de ellos. En España, acababa de pasar la guerra civil española, tal vez sus padres hablaban de ella, o escuchaban comentar a compañeros, pero la realidad en El Salvador, era muy diferente. Luego también dentro de la Iglesia, se comenzaron a dar cambios. Los cambios en la Iglesia comenzaron con el Concilio Vaticano II, (en diferentes continentes se organizaron encuentros de los arzobispos, donde estudiarían un plan, para llevar a cabo los cambios y compromisos exigidos no solo a sacerdotes, pero a los feligreses, a hacer algo en concreto contra la pobreza. Eso venía del Vaticano. No se lo inventaron estos jesuitas. Aunque ya se habían dado cuenta, que era un tiempo de ebullición.. y que la gente, en todo el continente, estaba insatisfecha... ¿pero como iban a estar satisfecha, si los encargados, sólo habían robado..?  (eso lo digo, yo... a mí, nadie me ha dicho que diga nada, por nadie, dicho sea de paso). A los sacerdotes jesuitas se les encomendó, el arzobispo y sus superiores, un primer proyecto en “Aguilares”, y fueron a trabajar en la parroquia. Años después, matan al primer mártir... P.Rutilio Grande, S.J. (ver…I Parte- XX años impunidad)..

 

 

Historia – como nació la  injusticia.

 

Para poder entender como se estableció toda esta injusticia en El Salvador, tenemos que echar un poco nuestra vista, a la Historia. Muchos años, después de la Independencia de Centroamérica ( el 15 de Septiembre de 1821), aún mucho más tarde, de haberse separado las provincias de Centroamérica. Allá en 1876 cuando el presidente Zaldivar comenzó a emitir nuevas leyes y  los vientos de la opresión, comenzaron de verdad a soplar”, ya que estas nuevas leyes permitirían innovar las exportaciones (3) él deseaba introducir en El Salvador, un nuevo cultivo – el café; para ello, ideó un plan para despojar a la gente campesina de sus tierras, y con el pretexto: de que no tenían los medios, ni los conocimientos adecuados para poder explotarla, simplemente, les despojó. Para ello, vendió la tierra a extranjeros y las personas, que vivían en las tierras que pertenecían ahora a los nuevos dueños, estaban obligadas por ley a trabajar la tierra, o cortar café, o lo que se le impusiera el nuevo patrón. De no hacerlo voluntariamente, podía ser encarcelado.

 

A mediados del siglo XIX en Europa comenzaba la industrialización, primero en Inglaterra, luego en los demás países en el continente, entonces no había derechos para los trabajadores, ni se hablaba de derechos de la mujer, en las fábricas no había horarios semanales de trabajo, los sindicatos se comenzaron a formar, para evitar abusos. Un horario de trabajo con 48 horas semanales, les hubiera parecido entonces, la gloria, porque trabajaban 72 horas y a veces más. Los niños eran igualmente abusados en las fábricas con sus trabajos. La gente comenzó a emigrar a los Estados Unidos y América del Sur, iban con la idea de hacerse ricos –primeramente- alguien comentó una vez en mi país: “en país de ciegos, el tuerto es rey”, y lo decía por el analfabetismo que había entonces. Estas personas al llegar al nuevo continente, compraron tierras y establecieron las mismas formas de trabajo, que conocían.

 

A principios de 1900 hubieron guerras aquí y allá en Centro América. Ya había una cantidad de problemas, como los comenta el gran filósofo salvadoreño Alberto Masferrer en: “El Dinero Maldito”, “El minimum Vital”, “Leer y escribir”..etc.. Alberto Masferrer puede decirse, que fue el primero que intento tratar de despertar a la sociedad de su letargo. Habló sobre sus problemas... y uno de sus pensamientos fue:

 

«La esclavitud es lo que está más fuera de la naturaleza humana. Ni el edén sería morada deseable sin libertad; ni el cielo mismo. Así, que nuestras manos no ayuden jamás a forjar grillos, ni para los individuos ni para los pueblos. Que nuestras palabras, cuando comparezcamos ante el gran Juez, sean estas: “Señor: estoy limpio del crimen de opresión; no he puesto el yugo a nadie; en la cadena que han arrastrado mis hermanos, no hay un solo eslabón que sea obra mía». *

 

En los Estados Unidos Mexicanos de Norte América, en 1910 hubo la gran revolución mexicana, con Zapata, Pancho Villa, Maximiliano,  que fue la gran persecución de la Iglesia Católica y fue el divorcio definitivo de la Iglesia y el Estado. Luego hubieron otros movimientos revolucionarios en Nicaragua con Sandino (quien había estado en México, y le habían refutado ser “vendepatria”, porque no sacaba a la bananera de Nicaragua); también hubo revolución en Panamá, que se hizo igualmente una matanza indiscriminada contra indígenas. En El Salvador, estuvo Farabundo Martí, y en 1932, (v. abajo) cuando estaba en el poder el Gral. Martinez, se les dio la oportunidad a los indígenas de reunirse en la plaza de un pueblo, que lleva el nombre de Izalco, y se les pidió las armas a los indígenas; cuando los tenían reunidos, indefensos... disparó el ejército contra ellos, matándolos a todos... eso se mantuvo en silencio, por décadas, nadie hablaba de esa parte de la historia. El primer libro que leí, donde se mencionaba esa matanza, fue en el libro “Cenizas de Izalco” – Sra. Alegría.  Este Gral. Martinez, fue un tirano. Su palabra era ley. Y me imagino, que D´Aubuisson, quería que se le recordara como otro Gral. Martinez, o algo parecido. Hay que mencionar, que hace unos años, el grupo de Arena (que representa a la derecha) querían levantarle un monumento a D´Aubuisson, como hijo meritísimo de la patria, es lo mismo, como si en la Alemania actual, propusieran levantarle un monumento a Hitler (aunque dicho sea de paso, Hitler era austriaco y no alemán). Macabro, diría yo. Por lo visto, el que dijo eso, no tiene los tornillos bien puestos. Y los que lo secundan, tampoco. Yo nunca me había sentido tan indignada, que se les ocurriera semejante grosería. Eso es simplemente “un acabóse”. Un hombre que había dado la orden de matar a Monseñor Romero, que se sabe, fundó los escuadrones de la muerte y se cree que también estaba detrás de las muertes de los mártires, junto con Cristiani y los demás jefes militares de la Tandona (era el grupo, de promoción a que pertenecían esos militares). Inconcebible.

 

En nuestra sociedad, ese intercambio de bienes -dinero por el trabajo hecho; nunca funcionó, equitativamente. Se exigía siempre más horas de trabajo, por poco dinero. En El Salvador, el salario mínimo, era hace unos años 114 dólares mensuales, o sea que por día, un trabajador de una fábrica ganaba alrededor de 4 dólares. Una profesora en pensión, que ha dado clase en Universidades, y Colegios católicos buenos, tiene una pensioncita de 114 dólares al mes. Menos mal que la casa donde vive, pertenece a la familia de ella, que si no, ¿quien sabe?  Y si alguien se enfermaba en la familia, o se presentaba un gasto inesperado, sería “el acabóse”. Las escuelas hasta la fecha, no tienen el profesorado necesario, ni la infraestructura necesaria para dar a basto, a toda la juventud. Aparte que en los últimos 20 años un nuevo factor se ha hecho presente y es la violencia entre grupos jóvenes. Se están destruyendo.

 

En El Salvador, el Presidente Zaldivar, en  1876 emitió leyes, que

permitiría innovar las exportaciones: «En los siglos anteriores, El Salvador, había sido importante productor de cacao, especialmente en la zona de Izalco. Y luego se especializó en la producción del añil, un colorante – azul índigo- que era exportado, y se extraía de una planta, llamada “jiquilite”. En la actualidad se están haciendo esfuerzos, con ayuda del gobierno del Japón, para poder extraer nuevamente añil. Esto ya estaba cayendo en el olvido, solo había una o dos personas en el país, que tenia esta técnica. Con la ayuda japonesa, hay esperanzas para ciertas comunidades, a mejorar sus entradas, con esta técnica» (Estos datos fueron dados por el Ing. Gustavo Herodier, en un seminario sobre “El añil” en el 2001).

“Sistema grupo y poder”, I. Martín-Baró, -

Texto 1, Pág. 15 tema: “ El sistema social de El Salvador” –

notas de: Amstrong and Shenk, Págs. 16-17:

 

“La historia de El Salvador comienza con una taza de café. Una nueva élite de exportaciones y banqueros estaban resueltos a hacer de su país el centro cafetalero de Centroamérica y, con la elección de uno de los suyos, el presidente Zaldivar, en 1876, comenzaron en serio. Sobre la base de que ni las comunidades indígenas ni las municipalidades del país estaban haciendo un uso eficiente de sus propiedades comunales, los nacientes magnates cafetaleros presionaron al gobierno para eliminar toda la forma de tenencia de la tierra que no fuera privada.” ... y más... ver Pág. 15.  ... nuevas leyes permitían a los terratenientes...

 

Libro: “ Sistema Grupo y poder – I. Martín Baró.

Texto 7, Pág. 66

Notas de: Amstrong y Shenk, 1983, Págs. 17-18

 

En 1916 un folleto de relaciones publicas de El Salvador proclamaba: “Uno de los mayores obstáculos, que ha encontrado nuestra agricultura fue el deplorable sistema bajo el cual la tierra nacional estaba dividida en ejidos y tierras comunales, que hacia que la tierra y la mano de obra se desaprovechara.. Ahora el paisaje ofrece al viajero un cuadro semejante a un vasto tablero de ajedrez, en el que pueden admirar... los varios productos de la fértil tierra... seis décadas más tarde, he aquí, algunos hechos acerca de la vida en el “jardín extenso y bien cuidado”

-       2% de la población controla el 60% de la tierra;

-        96.3% de la población posee 12 acres de tierra o menos.

-        En 1975, 58% de la población ganaba 10 dólares o menos al mes.

-        70& de los niños menores de cinco años están desnutridos.

-        La tasa de consumo per cápita de calorías es la más baja en el hemisferio.

-        El analfabetismo afecta el 42.9 % de la población;

-        La tasa de mortalidad infantil es de 60/1000 nacidos vivos (comparados con 25/1000 en Cuba)

-        El 64% de la población urbana carece de facilidades de Alcantarillados.

-        El 45% de la población carece de agua potable suministrada regularmente

-        El ingreso per cápita de El Salvador es el más bajo de Centroamérica.

-        El 8% de la población recibe el 50% del ingreso nacional.

-        La mayoría de la población rural tiene trabajo sólo una tercera parte del año;

-        El desempleo y subempleo en el área rural es de 45% permanentemente

 

Libro: “Sistema, grupo y poder”, de I. Martín-Baró, S.J.

Texto 6, Pág. 51  - Tema: El principio y el fin: 1932

Notas de: Amstrong y Shenk,  1983, Pág. 25.

 

En 1932 los oligarcas pasaron la dirección de sus destinos políticos a las

fuerzas armadas, esa casta de arribistas, hijos de pequeños agricultores, artesanos, profesionales fracasados. En ese año el pueblo de El Salvador se rebeló contra la tiranía de los oligarcas. Cientos de campesinos tomaron sus azadones, sus machetes y unos pocos rudimentarios rifles para apoderarse de su país. En unas pocas horas fueron aplastados. El presidente de  El Salvador, Gral. Maximiliano Hernández Martínez, ordenó la matanza de todos los que participaron o podían haber participado, o simplemente no protestaron. A través de las décadas resuena el eco de la cifra de muertos: 30.000.”

 

 

Notas:

 

(1): ver biografías recientes, inauguración salas de mártires, galerías de fotos y mucha más información en: http://www.uca.edu.sv/web_martires

 

 o ver también en: http://www.youtube.com/user/AudiovisualesUCA

 

Para ver entrega de reconocimientos a los mártires de la UCA

en El Salvador, puede ver: http://www.uca.edu.sv/web_martires/nota.php?id=19

 

para leer discurso Mauricio Funes busque en:

http:// www.jesuitascam.org/doc/Funes.Discurso.doc

 

para leer discurso P. Tojeria sj

http://www.jesuitascam.org/doc/P.Tojeira.Discurso.doc

 

 

Para ver imágenes de la entrega del reconocimiento póstumo a los Mártires (http://www.slide.com/r/14-QpCeM4z8bTDGIEMz4U0ezC3QLyxaX?previous_view=It_embedded_url

 

Para ver: imágenes del XX Aniversario de los Jesuitas

http://www.slide.com/r/Bp3b-pAZ5T-b8YdnnWcZ2Rh4a1KNnEPe?previous_view=It_embedded_url

 

Busque en Youtube - al Centro Monseñor Romero - y dé un “paseo en el centro de Monseñor Romero” podrá ver información sobre: el centro pastoral; el jardín de rosas - donde fueron asesinados los mártires;  sala de los mártires).



Continuar leyendo - I parte