Pensando en voz alta
Melissa Ardan Rojas




Pienso que, el nos llamen espectadores, debería ser un insulto.

Cuantas personas necesitan de nuestro apoyo. Y en el momento de "ayudar", buscamos consejeros profesionales, abogados, economistas, para que nos convenzan, que "no está mal, NO ayudar".

Las personas necesitan urgentemente oír, miles de excusas, justificaciones para "calmar su conciencia", "vivir con sus faltas" y poder decirse todas las noches: "debo pensar en mí", "está bien, ser egoísta", "no estoy llamada a ayudar", "qué me importan, los demás". "Primero yo, segundo yo y por ultimo yo"..

Eso de "amad al prójimo, como a ti mismo": ¡passé! ¡ya no está en moda, eso!, ¡qué va!

Ayer estaba escuchando a un gran escritor Herman Hesse. Un día mientras tomaba sus alimentos con un visitante, le comentó a éste que tenía que contestar una carta a un joven de 18 años, que le había escrito y le había hecho la siguiente pregunta:

 "¿Que es lo más importante en la vida?"


Y Herman Hesse le preguntó al visitante ¿lo que él pensaba? El joven visitante, anonadado de la pregunta, no sabia que responderle.

Bueno, le dijo Hesse, si no sabemos que consejo dar, recordemos unas palabras de Confucio (el gran filosofo chino).. su respuesta fue:

"ser fiel a sí mismo y ser bueno con los demás"