Desde los huertos familiares alemanes, hasta "las mujeres de los escombros"
Melissa Ardan Rojas


Los huertos familiares alemanes, por lo general se encuentran fuera de las ciudades. Hay algunos multifamiliares construidos a principios de siglo, que daban la oportunidad a familias, cuyo departamento era pequeño, pudieran tener su propio "huerto familiar", si eran miembros de la compaña constructora. El huerto era por cierto, más grande que el apartamento (36- 42 metros cuadrados, con 3 habitaciones de 13 metros cuadrados cada una: el dormitorio, la cocina y la sala (que podía ser utilizada como otro dormitorio) durante la guerra, ahí vivían familias de 4 personas. Naturalmente habían en el complejo, otros apartamentos mas grandes de 70 metros cuadrados. Pero aún así, tenían derecho a un huerto. También tenían derecho a un sótano de 4x4 metros, y un cuarto de herramientas, donde podían guardar las bicicletas, y durante la guerra, lo usaban de establo, para sus gallinas).


Esto durante la guerra, le salvó la vida a infinidad de gente. En los huertos habían como es de esperar árboles frutales de manzana, ciruelo, peras, para hacer mermeladas (que posteriormente eran guardadas en el fresco del sótano, allí habían varios estantes y era usual tener más de 80 tarras de mermelada... yo misma tuve mis 80 tarras de mermelada en los años 80, desde mermelada de fresa, ciruela, y jaleas de moras, grosellas rojas, casis, de bayas de saúco, manzana, etc.) Uno tenia manzanas, ciruelas suficientes como  para hacer "compotas".. Yo tenia una vecina, que venía de Yugoslavia, ella tenia en su huerto: tomates, patatas, ajos, ensalada, apio, guisantes, judías verdes, berenjenas, zanahorias, cebollas... y cuando ella regresaba del trabajo, lo pasaba en el jardín, quitando la mala hierba y poniendo agüita a sus vegetales. Aparte que tenia flores de toda clase, dalias, rosas, margaritas, nomeolvides/ Vergissmeinnicht, violetas, etc. A mediodía, la sra. yugoeslava, bajaba con su canastito especial, donde cosecharía algunas cosas del huerto, para preparar el almuerzo. Esto era tan predecible, como cuando mi tía abuela tenía que rezar el rosario a las 19:00 horas, todas las noches. Imperdonable. Llueve, truene o relampaguee, a esa hora, el rosario.


Cuando la mayoría de los hombres que habían sido mandados a la guerra, las mujeres fueron tomando algunos cargos - diría yo- y ellas comenzaron a llevar las riendas de la casa. Ellas decidían cuando, cómo y qué hacer con el dinero. En muchas ciudades, cuando las bombardearon y las dejaron al ras del suelo; las únicas que habían quedado atrás en estas ciudades eran “las mujeres” y cuando a los hombres se los llevaron, como prisioneros de guerra, en casos hasta por 10 años. Entonces fue cuando las mujeres se comenzaron a organizar y se formó lo que se llamaron "die Trümmerfrauen"- o sea "Las mujeres de las ruinas"... ellas fueron las que reconstruyeron "la república alemana", por decirlo así.. sus hombres estaban prisioneros. Ellas tenían que buscar techo, en algún lugar, entre los escombros.


Cuando estos hombres regresaban, encontraron que sus mujeres, ya no las podían -contentar o hacerles creer, que ahora que ellos habían vuelto, no tenían NADA que decir. Recuerdo en una ocasión, estaba yo escuchando una estación de radio, y el locutor nos decía, que las mujeres incluso años después de la guerra “tenia que pedirle permiso al marido, para que le dieran un trabajo”, también tenia que presentar un permiso especial en el banco “si ella deseaba abrir una cuenta sólo para ella”. El marido tenía el poder de decidir, lo que le era permitido a ella hacer o no hacer. Luego vino la pastilla y los mandaron a volar. A que le contaran ese cuento a su abuela.


Hoy en día, la mujer alemana, es muy independiente. Y el compañero por muy intelectual y engreído que sea, tiene los mismos deberes en casa, que una mujer. Y le cambia los pañales a sus hijos, saca la basura, limpia, cocina, lava los trastos, pone la ropa en la lavadora...


No, no crean, que las máquinas para hacer los trabajos en casa, eran para aliviarle los trabajos a las mujeres... todos han sido inventos, que hicieron los hombres, porque se dieron cuenta, que así "ellos" no iban a durar mucho... lavando, restregando la ropa a la antigua! ¡qué va! Ahora ellos son compañeros, que en el ideal de los casos, se respetan y ayudan a crecer ambos. Ahora las maquinas para hacer el trabajo casero, son muy prácticas. Ahí tenemos lavaplatos, aspiradora, lavarropa, secadora, cafetera, cocinas, hornos... etc., no sé, si hubieran inventado algo, si no les hubiera tocado, ¡dar una manita! Gracias a esas mujeres valientes, ¡que exigieron sus derechos!