Día internacional de la mujer
Edgar Tarazona Angel


En Colombia, país plagado de celebraciones a lo largo del año, cabe destacar algunos días que considero especiales como este, EL DÍA DE LA MUJER. En Colombia tenemos celebraciones para todo: El festival de la panela, de la Subienda, del coco, de la arepa´e huevo, etc. No nos contentamos con un día para otras celebraciones como en otros países (en casi todo el mundo celebran la amistad y el amor el día de San Valentín, pero nosotros dedicamos todo el mes de septiembre a lo mismo; igual con mayo el mes de la madre, junio el mes de la familia, etc.).

Pero retomando el tema, quiero hacer un poco de historia sobre el 8 de marzo, día internacional de la mujer; por qué esta fecha y cómo nació la celebración.

El Día de la Mujer comenzó a celebrarse a comienzos del S. XX, pero no hay claridad acerca del origen del por qué se escogió esta fecha todos los movimientos en caminados a mejorar la situación laboral y social de las mujeres en el mundo es de antigua data, sin una fecha exacta pero con algunos documentos que corroboran que en Europa y Norte América ya habían surgido brotes reivindicativos de las mujeres. Uno de los más importantes movimientos fue Women’s Day celebrado en EEUU el 28 de febrero de 1909 y se siguió conmemorando en ese día hasta 1913. Pero dicho movimiento fue circunscrito a USA.

El primer Día Internacional de la Mujer tuvo lugar en varios países de Europa el 19 de marzo de 1911. Fue una celebración multitudinaria donde participaron aproximadamente un millón de mujeres, en especial de las clases trabajadoras aunque algunas privilegiadas colaboraron en diferentes formas. Las damas, ansiosas por hacer saber al mundo sus reivindicaciones, expusieron sus pretensiones al mundo y, básicamente, son cuatro: 1- Derecho al voto, 2- derecho a ocupar cargos públicos. 3- Derecho a la formación profesional y 4- Derecho al trabajo.

Lo anterior se sabe con certeza pero hay un problema clave: se desconoce el motivo, causa o detonante de este movimiento de protesta multitudinaria. Las versiones explicativas son variadas y no arrojan claridad sobre el acontecimiento. Pero volviendo a nuestra fecha clave veamos la versión más aceptada que hizo que se tomara esta fecha como celebración internacional de EL DÍA DE LA MUJER: “se cuenta que el 8 de marzo de 1857, en Nueva York, las mujeres de una fábrica (cuyo nombre también varía según la fuente) protestaron por la mejora de sus condiciones laborales, tras lo cual el empresario dueño de la fabrica las encerró y prendió fuego a la fábrica muriendo 129 mujeres. El mito continúa afirmando que en conmemoración de este suceso surgió más adelante el Día Internacional de la Mujer, pero en realidad no existe ningún documento fiable que corrobore esta versión. Otra teoría que circula es que dicho incendio ocurrió el 8 de marzo de 1908, teoría que se viene abajo en cuanto se descubre en el calendario de ese año que el día 8 de ese mes era domingo, día en el que difícilmente se origina una huelga, además de que tampoco hay ningún dato que sustente este hecho. Por último también se escucha que el origen pudo ser una manifestación del sector textil que se produjo en esta época también en Nueva York, pero nuevamente nos encontramos con que la afirmación no parece basarse en ningún dato serio”.

“Lo que encontramos cuando acudimos a investigaciones serias sobre este tema es que fue en Copenhague donde, en 1910, en la celebración de la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, se aprobó por unanimidad el establecimiento del Día Internacional de la Mujer Trabajadora como método de lucha por la causa de la mujer. Esto fue gracias e la propuesta hecha por una mujer socialista y alemana, Clara Zetkin.

En cuanto al incendio de la fábrica anteriormente mencionado: si ocurrió, pero en diferente fecha: “no en 1857, ni en 1908, sino el 25 de marzo de 1911, pocos días después del primer encuentro internacional y en la fábrica “Triangle Shirtwaist Company” de Nueva York, donde murieron más de un centenar de trabajadoras. La relevancia que se le otorga es debida a que se hizo referencia a él en muchos de los encuentros anuales posteriores, pero no fue el origen del Día Internacional de la Mujer. Del mismo modo se sabe que si ocurrió una manifestación del sector textil, pero el 27 se septiembre de 1909, y la huelga se prolongó durante 13 semanas (hasta el 15 de febrero de 1910), pero tampoco tuvo parte en la instauración de la celebración del 8 de marzo”.

Parece ser que se ha querido desvincular la celebración de este día con el Comunismo Internacional, del cual hacían parte Clara Zetkin y otras activistas de los derechos femeninos. Debido a esta intención de disfrazar los verdaderos motivos y las verdaderas protagonistas de este acontecimiento internacional que ya se institucionalizó para permanecer se han tejido varias leyendas difíciles de sostener.

Después de 1910 y el establecimiento del día de la mujer, en Copenhague, durante la Conferencia de Mujeres Socialistas, otros países se fueron uniendo a la celebración pública; Rusia lo hizo en 1913 y en el resto de Europa la idea prendió como una llama avivada por gasolina; a esto contribuyeron las manifestaciones en contra de la PRIMERA GUERRA MUNDIAL en 1914. Y en Rusia las mujeres se alborotaron el 8 de marzo de 1917 debido a la escasez de alimentos y las desigualdades sociales. Este fue el comienzo de la famosa REVOLUCIÓN RUSA que culminó con la caída del Zar y el cambio radical de la política rusa (esta es otra historia que no viene al tema). Pero el nuevo gobierno concedió a las mujeres el derecho al voto. Es posible que este hecho y no el incendio de la fábrica (un poco dudoso por cierto) haya sido el acontecimiento definitivo para marcar en el calendario mundial el 8 de marzo de todos los años como Día internacional de la mujer.

Es posible que haya otras opiniones. Me atengo a las dos versiones más fundamentadas. Lo digo porque en los medios de comunicación he visto y oído otras opiniones. Estas dos versiones me parece que tienen fuerza y fundamento para pensar que son el origen de esta celebración. Por demás está decir que las mujeres en general son el pilar de la sociedad y que merecen todo el amor, respeto y cariño de los varones del mundo y que apoyamos todas sus reivindicaciones en bien de la familia, célula básica de la sociedad.

 

Edgar Tarazona Angel