Meditando si es preciso "ayudar o no ayudar"
Melissa Ardan Rojas



            Hace tiempos leí que "la llave de oro en este universo" es: "hay que tratar a los demás, como nosotros deseamos que nos traten". Luego leí de otro escritor: "There is nothing wrong with being the most important person under the sun, as long as you consider everybody else as important as you are" - o sea: "no hay nada malo en ser la persona más importante bajo el sol, mientras tú consideres a todos los demás tan importante, como te consideres a ti mismo".


             Y hay que recordar con que «no basta con hacer el bien una vez, dos veces o mil veces». Más bien la pregunta es: «¿Estoy en capacidad HOY de ayudar: sí o no?».


             En Navidad celebramos la venida de Jesús, que nos trae buenas nuevas. Y lo anuncian los ángeles: "Paz a los hombres de buena voluntad". Esa es la verdad... "los hombres de buena voluntad" "¿Habrá que buscarlos como la aguja en un pajar?".


             Necesitamos acaso de alguien que nos esté diciendo "lo que es bueno o malo". Podemos dar por hecho, que cada uno de nosotros poseemos de forma innata, la capacidad de "discernir entre el bien y el mal" o ¿es que se trata de algo opcional? Supuestamente cada uno de nosotros estamos en capacidad de diferenciar "entre hacer el bien o el mal", pero no estoy segura, si tienen voluntad.


              Solo para ver, hasta donde llegan las opciones "bien vs. mal", solo observemos las multinacionales al manipular las plantas de consumo alimenticio. ¿Bueno?, ¿malo?, ¿quién gana allí? Menos mal que las personas creen ser inteligentes, PERO el ser inteligente, no es sinónimo de ser "bueno". Yo no creo que los seres humanos sean "los únicos seres en el universo" que poseen el don de razonar, tener voluntad, ser seres inteligentes y dotados por algún sentido divino.


              Hay que decir que todas las cosas existentes con una esencia de vida y aún sin vida aparente (el mundo mineral, la tierra, los continentes, los mares, ríos... nuestros ancestros americanos, tenían una especial comunicación con la naturaleza, el cuerpo y los espíritus) pero aún las piedras, montañas puedo confirmar que tienen una conciencia divina. El reino vegetal desde un principio, Dios le dio la capacidad de reproducirse en una simple semillita (hasta que llegaran los genetistas e hicieran de este Don divino, un negocio, para las multinacionales... antes las semillitas crecían solitas, y  perduraba su herencia genética - sin intervención de la mano del hombre- en el mundo, se reproducían y también mueren de forma natural. El ser humano está acabando con la naturaleza y a nuestra descendencia, les darán únicamente "semillas manipuladas", que no serán capaces de reproducirse.


              Un buen amigo mío dice: «hay que mirar y obrar con los ojos del corazón y la cabeza, y además deben ambos caminar de mano en mano».  


              Ahora bien, cuando hablamos de debilidades y malas costumbres del ser humano, voy a acercarles a Vds. algunas palabras de: Mark Rowlands en su libro "The Philosopher and the Wolf: Lessons from the Wild on Love, Death, and Happiness", el cual les recomiendo porque nos acerca la sensibilidad, la belleza, el amor de un lobo... al cual todos le temen y demuestra cómo puede ser amigo, al que Mark Rowlands considera como su hermano menor, de quien ha aprendido muchas cosas valiosas... Allí comenta por ejemplo: lo que significa "ser humano" - no en el sentido biológico pero como criatura, que está en capacidad de ser y que otro ser no está en capacidad de hacer.


               Mark Rowlands comenta también que hay muchas historias que los seres humanos hemos inventado y que nos hacemos creer que somos especiales. "Algunos creen, que está en nuestra capacidad, crear civilizaciones y podemos protegernos de la naturaleza brutal y sanguinaria. Otros señalan el hecho, de que somos los únicos seres, que están en capacidad de diferenciar entre lo bueno y lo malo, por lo cual somos los únicos que en verdad podemos ser buenos y malos. Otros dicen que somos únicos porque poseemos "el sentido común/ juicio", que nos hace "seres racionales" en medio del mundo irracional de los animales. A la par existe la creencia, que el uso de nuestro idioma es la diferencia principal entre nosotros y los seres que no pueden hablar, y otros piensan, que somos únicos porque poseemos -libre albedrío y libertad de acción"... pero no es así.  En su libro nos recuerda Mark Rowlands, que nosotros somos parte de la creación y debemos tratar con respeto y dignidad a todas las criaturas de este universo, incluyendo la naturaleza y ese es también mi punto de vista. Tratar con respeto y amor, a toda criatura nos da la oportunidad de aprender al relacionarnos y crecer como seres.


No podemos ignorar las necesidades de otros seres (aunque no sean humanos) Es nuestro deber cuidar de toda naturaleza: nuestro planeta, nuestros ríos, lagos, mares y todos los seres que habitan en ella. También es nuestro deber: el velar por la dignidad las  existencias de todos los seres, no porque son gallinas, cerdos, vacas, podemos tratarles mal... ¡no, no, no! también ellos sienten y en verdad en las culturas antiguas, si se mataba a un ser, era por necesidad, para no morir de hambre. Matar cualquier criatura para hacer negocio, o por placer, no es ético. Peor es dejar morir a millones, cuando se les deja a sus suertes, olvidados en sus pobrezas, angustias, enfermedades. Así se asesinan millones de seres en nuestro planeta, al dejarlos a sus suertes, al NO hacer nada en contra de la pobreza, al ignorar las necesidades de la gente en países "en vías de desarrollo" - las palabras son también manipuladas para dar una idea errónea de la situación. Lo mismo ocurre con "los alimentos mejorados" - genéticamente manipulados, quieren decir.


Nuestros gobiernos y nosotros mismos debemos velar por la seguridad de hombres, mujeres, niños, ancianos, extranjeros. Es un deber velar por el bienestar, supervivencia en toda sociedad y en el mundo entero. Ése no es un derecho -de pocos o de los bien situados, ¡no! es un derecho primordial de todo ser. Aquí en Europa se habla también de tratar a los animales de crianza de manera más digna. Un ejemplo de abuso de animales son las granjas avicultoras... son el producto de la avaricia humana. No se pueden tener miles de gallinas en un espacio reducido, donde el hacinamiento solo provoca estrés y facilita que enfermen. Ahora no saben cómo parar epidemias, a menos de poner antibióticos en tales concentraciones, que vuelven resistentes a las bacterias y cuando una persona la ingiere, no podrá ser combatida con antibióticos y los médicos advierten sobre el peligro, que esto constituye.


 No podemos llevarnos de encuentro a la naturaleza y sus seres, para hacer negocio de ellos. No es correcto abusar de la naturaleza, y mucho menos de seres humanos. Necesitamos ser más humanos.


Al hablar que los individuos de la su... sociedad "moderna" juegan con la dignidad de otros seres humanos y se hacen los desentendidos o ignoran el dolor ajeno, eso no es un avance a la civilización, sino más bien un retroceso hacia la barbarie. Solo basta con observar lo que pasa en nuestro derredor, por un día. Observa y haz tus conclusiones...


Los hombres "pensantes" nos vamos deshumanizando. Las capacidades humanas tales como "pensar y discernir" la dejan de un lado, se dejan llevar por leyes "inhumanas", "acuerdos económicos" que solo dan ventaja a unos cuantos, que son cada vez más explotadores; y los valores "incluso el amor" se han vuelto "mercadería que puede ser comprada y desechada" como cualquier otro artículo. Llevándose de encuentro la base de la sociedad, la familia. Y qué paso, con aquellos valores como la confianza, la amistad, dar la palabra a alguien, tener honor que han sido parte de la cultura y hace a las personas nobles. Necesitamos más calor humano con la gente cercana/lejana.


Si analizamos los gobiernos y estudiamos la parsimonia con que tratan de solucionar los problemas sociales, es de quedarse asustados y no lo digo solo por mi país, que a quien se atreve a abrir la boca, lo apartan del camino, eliminándolo fríamente como si fuera un desecho...  este pareciera ser un mal general. Hace 3 años leí un libro "Sobre la maldad" de Hanna Arendt, una de las grandes filósofas judías, que fue alumna si no me equivoco del gran filósofo alemán Heidegger. En este libro analiza, como los valores morales de comportamiento a finales de 1880 dieron un vuelco de tal forma que llevaron posteriormente a millones de personas al Holocausto. Primero se comienza sembrando la cizaña entre personas que se llevan bien, luego fomentan la envidia, dan "un par de falsos datos" y luego la crítica, la avaricia... y conste es uno de los pecados capitales, porque "deshumaniza", y luego la violencia verbal, física, no está lejos de convertirse en guerra, que es la cúspide de deshumanización. No se respeta ningún derecho humano. En la actualidad los bancos solo conocen "dar créditos a cambio de intereses fuera de toda ética ". "¿Qué pasó con los valores morales, éticos y el calor humano qué?", ¿qué clase de valores enseñan las familias a sus hijos?


El hecho de NO actuar o quedarse impávido, cuando otro ser humano necesita ayuda -urgente- es un pecado de omisión", que quede bien claro, ¡es así de simple! Yo he oído a varias personas decir: "yo ya hice la buena acción del día", como queriendo dar a entender, que "a partir de este momento, puede hacer de las suyas y ser un maldito". En mi país, es así, pero eso no está bien. Los valores humanos y del corazón, supuestamente vino al mundo el Hijo de Dios y nos los enseñó Jesús. ¿Qué hacemos con estos valores? son buenos solo para el papel.


Nada en el mundo se mueve sin una intención. Toda acción por pequeña que sea, conlleva la intención de la persona, en hacerla. Si sacudes tus manos.... ¿quién las sacude? ¿Tú?  ¿Se movieron por sí solas?... las manos se mueven bajo TU VOLUNTAD. Si tú haces o dejas de hacer esto o aquello, es por TU VOLUNTAD. Si tú ayudas o no ayudas, aún cuando sabes que alguien necesita de ella, es TU VOLUNTAD.


En otra ocasión oí el comentario de una familia: »La familia de Menganito NO ayudan, no porque no tuviesen con qué, sino que NO ayudan porque NO quieren hacerlo. Es decir que es la voluntad la que falla. La falta de buenas intenciones de ayudar. ¿Puede más el egoísmo? Es tiempo de hacer un análisis serio sobre nosotros mismos. Es tiempo de volver a poner los pensamientos y los sentimientos en una balanza, que haga reconocer... hacia dónde va nuestro corazón y nuestros ideales. Hagamos cada uno para sí mismo, uso del antiguo "examen de conciencia" y veamos que podemos mejorar para ser más humanos, más hermanos de nuestro prójimo, más hijos de Dios.