La fuerza creadora de los pensamientos
Melissa Ardan Rojas



             Siempre cuando medito, trato de sintonizarme (por decirlo así) con mi ángel custodio.  Aquí entrenos, quiero que sepan que los ángeles, arcángeles, serafines, Dios mismo -es decir, en el mundo espiritual, los seres vibran en frecuencias más altas a la nuestra; por eso no los percibimos fácilmente.

 

             Todos los seres y cosas también en este mundo vibramos a diferentes frecuencias de energías. Cada materia en el universo, átomo posee su propia vibración, de allí la lista de elementos en química.

 

             Ahora bien para mejorar nuestras percepciones podemos pedirle a Dios que nos permita percibirlos aumentando nuestra frecuencia también, si eso vale a nuestro avance espiritual, lo harán; y no se desanimen, si no los perciben al día siguiente, es todo un proceso y lleva tiempo, para ello tienen que tener confianza plena en el Creador de todo lo que existe, ya harán él y los ángeles lo demás.

 

             Bueno, hoy comparto con Vds. este mensaje de mi meditación:

 

             Antes que nada, me han enfatizado del mundo espiritual, a que estemos conscientes la fuerza creadora de los pensamientos positivos.

 

              Toda clase de pensamientos -positivos y negativos- construyen por igual, nuestro futuro. De allí nuestra responsabilidad de diferenciar entre "lo que uno observa que es negativo y nos damos cuenta de ello, para mejorarlo" y "los pensamientos de creación, que conllevan la fuerza divina para hacerlo "realidad".

 

                El ser espiritual (es decir nosotros) porque somos esa energía vital que percibe, piensa y crea; es importante hacer notar que cuando nos sentimos decaídos, desmoralizados y nos sentimos tristes, también somos capaces de pensar y recuerda que todo pensamiento tiene NUESTRA fuerza interior, es nuestra responsabilidad el mantenernos - aún cuando todo parezca negativo, es nuestra responsabilidad mantener un estado de ánimo positivo, confiando en Dios, que ocurra sólo lo bueno.

 

              Si la realidad no concuerda con lo que deseamos, será acaso que "no controlamos nuestros propios pensamientos y nos dejamos llevar por nuestras emociones, que colorean nuestros pensamientos... dependiendo el estado de ánimo, así serán nuestros pensamientos y nuestro futuro... Los miedos, las desilusiones, o tal vez el hecho que no nos atrevemos a hablar con alguien no imaginamos que podamos lograr esto o aquello, ÉSO son nuestras verdaderas barreras; ya que son por decirlo así, son el molde con que hacemos nuestra propia construcción -en el mundo material.


              Naturalmente hay otro punto que también puede hacernos cambiar de opinión y hacer que nuestros esfuerzos NO rindan, como debieran y es cuando nosotros aceptamos pensamientos de otros, que nos derivan de nuestra meta o bien dicen que nuestros propósitos son "tontos, erróneos, no sirven" y aceptamos estas valoraciones negativas como ciertas, en ese momento quedan nuestros propósitos en el olvido. Las intenciones en contra (a un buen propósito, siempre lo habrán, ahora siempre que nuestro propósito tenga un buen propósito, no hay que dejarse desanimar y continuar en el empeño, aún cuando los vientos en contra sean fuertes. También tenemos NUESTROS propios pensamientos en contra, que son un verdadero SABOTAGE, a nuestros propósitos: "no puedo, no saldrá, me quieren hacer esto/ aquello..., etc., etc., todo eso es SABOTAGE, que viene de nuestra propia fábrica de pensamientos!!! Eso NO es productivo, así que no hay que hacer caso de los pensamientos negativos y ser disciplinado observando la clase de pensamientos que uno tiene y erradicar todo lo que hace que uno no sea positivo.


             Uno puede hacer actividades que lo inspiren y le hagan sentir relajado, distendido, positivo. Haga ejercicio físico, escuche música que le relaje, póngase a leer un buen libro, comuníquese con gente positiva, limpie su casa, riegue su jardín, salga con una amiga a tomar un café, respire despacio, haga meditación con un CD, hable con Dios, etc., etc.

 

              Los pensamientos positivos dan aliento y nos motivan a hacer el  bien. Los pensamientos negativos nos obstaculizan, los ponemos nosotros mismos en nuestro camino y a veces nos toca caminar la misma calle varias veces (sea con las mismas personas, en el mismo trabajo).

 

            De seguro ya se han preguntado porque a veces, la chica tan buena, tan amable, siempre le toca novios, esposos que abusan de su persona. Con cada pensamiento que ella tiene, es como si pusiera un vendaje sobre su frente, solicitando ese tipo de persona. Conste: "Nadie merece ser maltratado, nunca. No puede decirse, se merece ese trato. NO!!!", lo que sí sucede es que "al leer algo que crea -tiene éxito-, o mira telenovelas, donde aparentemente muestran el mundo de chicas plásticas exitosas, -no es la realidad conste-, son ideas manipuladoras de los medios, que quieren esa clase de personas en el ambiente y las personas normales "se identifican" y creen que "al vestirse así, al peinarse así, al comportarse así", imaginan -erróneamente-  tendrán éxito y comienzan a vivir en un mundo igualmente "plástico" que es "vacio". 

 

             No hay nada más valioso que mantener y defender su integridad y hay que saber cuando alguien le proponga que "rompa" su integridad, NO le está proponiendo nada bueno; es bueno, estar consciente que como seres espirituales que somos en esencia, vivimos en este mundo, nomás un tiempo por aquí, y tenemos una misión para este ciclo de vida -cada uno tiene su propia meta y hay que pedirle a Dios el Creador, que nos ayude a realizarla, aparte que tenemos una meta común y será siempre: hacer el bien a nuestro derredor, ayudar al creador a conservar su creación, respetarla y si acaso construir algo bueno, que sea bueno para todos los seres y la creación entera. En eso debemos trabajar también.".