Salman Rushdie: Mexicanos Fuentes y Rulfo influyen en mi obra
Washington Daniel Gorosito Pérez



El escritor hindú- británico, Salman Rushdie fue reconocido con la medalla Carlos Fuentes en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara- México (FIL) la que le fuera entregada por la viuda del escritor mexicano, la periodista Silvia Lemus.

Ruhsdie que fue amigo del autor de La región más transparente, se refirió a su escritura cuyo eje central es contar historias y enamorarse de ellas. El autor sostuvo que en su obra hay una profunda identificación con el llamado “realismo mágico” y con la escritura latinoamericana y afirmó que existe en su obra una similitud con la escritura de México.

“Conozco a escritores mexicanos, fui gran amigo de Carlos Fuentes y admiro los libros de Juan Rulfo, por lo que es probable que haya una gran influencia d ellos en mí obra”.

El novelista que una vez declarara: “No es divertido se el eterno candidato al Premio Nobel”, sostuvo que una vez que se adentró en la literatura latinoamericana ésta le pareció muy familiar, ya que pensó que la realidad que se describe en algunas de sus obras no está distante a la realidad del mundo en que Rushdie creció.

En la India según el escritor, al igual que en América Latina, hay un fuerte antecedente histórico de colonialismo y son lugares donde la religión es muy importante, hay enormes diferencias entre ricos y pobres y se presenta la lucha entre la ciudad y el campo, hay muchos temas comunes entre ambos. Incluso dijo que al reflexionar sobre el gran número de temas comunes: “yo tuve la impresión de que estos dos países (México e India) son ecos uno del otro”.

Piensa que en un mundo en que la tradición realista acaba en repetición, la fantasía y la imaginación son las únicas fórmulas para innovar. Si buscamos la innovación, lo nuevo, lo novedoso, debemos girar hacia el irrealismo y su manera de abordar la vida.

Lo dice un hombre que desde que se dio a conocer su obra “Los versos satánicos”, fue castigado con la fatwa por parte del Ayatola Jomeini, quien puso precio a su cabeza al considerar su novela una ofensa para el Islam. Posteriormente se exilió en Inglaterra, donde se naturalizó inglés y actualmente vive en la ciudad de Nueva York.

Hubo en sus palabras un recuerdo para el escritor alemán Günter Grass y su novela El tambor de hojalata. Esto debido a que Rushdie recomendó leer o releer libros que alguna vez nos representaron dificultades, así le sucedió con esta novela del Premio Nobel de literatura 1999 y quien falleciera en abril de este año. Esta languideció durante una década en una repisa hasta que regresó a ella y encontró todo lo que antes no había podido amar en esas narraciones.

Como lo expresé con anterioridad, el escritor que ha sido condenado a muerte incluso se le puso precio de 3 millones de dólares a su cabeza por Jomeini,  sobre el fanatismo religioso, dijo que en vez de pensar en la religión se debe ver a la política. Mira en qué está haciendo qué a quién. La hipocresía de los países que aclaman estar de un lado cuando están del otro afecta. Este es el momento en que el oeste se despierta al hecho de que Arabia Saudita no está de su lado. Y que Turquía está jugando con ambos bandos. Todo es más ideológico que político.

Un tema inevitable, lo ocurrido en Paris el viernes 13 de noviembre y su significado para el escritor. Es horrible, me siento cercano a la gente de París. Me sorprendió que no hayan respondido con enojo, sino que supieran comportarse ecuánimes. Fue un ataque a gente joven que estaba escuchando música o presenciando un partido de fútbol. Asesinaron a gente que había salido el viernes.

“La única respuesta viable es no detener sus vidas. Su reacción muestra que el espíritu de la unidad es más fuerte que el atacante”. Sin abordar en temas políticos, quiero decir que no perdamos la magia que hay en nuestras almas y no olvidemos que un ser ordinario puede responder de forma extraordinaria”. Dignas de muy en cuenta las palabras de Rushdie  ”no detener la vida”, ya que él día a día lo demuestra con el ejemplo ya que la fatwa por definición, es eterna y sólo quien la formuló podría removerla y Jomeini ya está muerto.