Mundiacult: México recibe una vez más a la cultura mundial
Washington Daniel Gorosito Pérez


Como ocurrió entre julio y agosto del año 1982, que se llevó a cabo en México la Conferencia Mundial sobre Políticas Culturales (Mundiacult), convocada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO); transcurridos 4 decenios nuevamente el país será sede de la segunda Mundiacult que se celebrará del 28 al 30 de septiembre de este año.

En la primera reunión de la que participaron 126 de los 158 estados miembros de la UNESCO, siendo el número de participantes de 960, entre quienes destacaban ministros de Cultura de todo el planeta. El objetivo de dicha reunión era la promoción de la investigación sobre los problemas fundamentales de la cultura en el mundo contemporáneo y formular nuevas directrices para fomentar el desarrollo cultural en los proyectos generales de desarrollo y facilitar la cooperación cultural internacional.

En la declaración final de la reunión en México sobre las Políticas Culturales, se consensó la siguiente definición de cultura que ha tenido enorme proyección e influencia:

“…en su sentido más amplio, la cultura puede considerarse actualmente como el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o grupo social. Ella engloba, además de las artes y las letras, los modos de vida, los derechos fundamentales al ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias”.

“…la cultura da al hombre la capacidad de reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos. A través de ella discernimos los valores y efectuamos opciones. A través de ella el hombre se expresa, , toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto inacabado, pone en cuestión sus propias realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo trascienden”.

El documento final de la reunión de la primera reunión de Mundiacult en 1982 afirmaba los siguientes principios:

1-    La IDENTIDAD CULTURAL, llamando a preservar y defender la identidad cultural de todos los pueblos. Y ello, en el marco de los procesos de descolonización.

2-    La DIMENSIÓN CULTURAL DEL DESARROLLO, destacando, entre otras cosas, que el hombre es el principio y el fin del desarrollo afirmando el vínculo indisoluble entre cultura y desarrollo.

3-    CULTURA Y DEMOCRACIA, destacando la necesidad de igualdad de oportunidades en la educación y la cultura, reivindicando la participación de las comunidades culturales y de la sociedad civil y considerando que la cultura es un derecho humano.

4-    EL PATRIMONIO CULTURAL, llamando a defender y preservar el patrimonio de los pueblos y el patrimonio “inmaterial”.

5-    CREACIÓN ARTÍSTICA E INTELECTUAL Y EDUCACIÓN ARTÍSTICA, defendiendo la necesidad de la libertad de pensamiento y expresión en la creación, para lo que es imprescindible establecer las condiciones sociales y culturales que faciliten, estimulen y garanticen la creación artística e intelectual sin discriminaciones de carácter político, ideológico, económico y social.

6-    RELACIONES ENTRE CULTURA, EDUCACIÓN, CIENCIA Y COMUNICACIÓN, afirmando que el desarrollo global de la sociedad exige políticas complementarias en los campos de la cultura, la educación, la ciencia y la comunicación, a fin de establecer el equilibrio armonioso entre el progreso técnico y la elevación intelectual y moral de la humanidad. Se destaca el papel de los medios de comunicación y la importancia de las industrias culturales.

7-    PLANIFICACIÓN, ADMINISTRACIÓN Y FINANCIACIÓN DE LAS ACTIVIDADES CULTURALES para el desarrollo cultural de los Estados, para lo que serán necesarias instituciones y estudios académicos para la formación y profesionalización de la gestión cultural.

8-    COOPERACIÓN CULTURAL INTERNACIONAL, destacando, que es esencial para la actividad creadora del hombre y para el completo desarrollo de la persona y de la sociedad la más amplia difusión de las ideas y de los conocimientos sobre la base del intercambio y el encuentro culturales. Poniéndose de esta forma las bases de estas políticas.

El trabajo guiado por México presente en la Declaración de Mundiacult 1982 se convertirá en las siguientes décadas en la referencia y guía obligada de las actividades de la UNESCO y de quienes gestionaron las políticas culturales mundiales durante fines del siglo XX y las primeras décadas del XXI.

Transcurridos cuarenta años, nuevamente México, una potencia cultural mundial, será anfitrión de la Conferencia Mundial sobre Políticas Culturales. Se presenta un mundo muy distinto al de 1982, globalizado, con gran influencia de las “nuevas tecnologías” , saliendo de la pandemia de COVID- 19, presente en él lo más doloroso que puede generar el ser humano que es la guerra. Por lo tanto el compromiso de México como líder es titánico, conducir la redefinición de cómo entender la cultura y las políticas culturales en este siglo XXI.

¡Hasta el próximo encuentro…!