Cronos y Rea
Edgar Tarazona Angel



Estos dos son los padres de algunos dioses, algo así como Adán y Eva de los griegos y es cuento es como sigue: Cronos era el dios del tiempo y Rea su hermana, en algún momento se hicieron los pendejos y se convirtieron en pareja y dele que dele a procrear porque nada de anticonceptivos ni métodos de los de ahora. Pero lo curioso del asunto es que culicagao que nacía culicagao que Cronos se merendaba hasta completar cinco, como quien dice no hay quinto malo, hasta que Rea se psicosió y fue donde el oráculo que era un hombre o mujer con poderes adivinatorios para que le dijera que iba a pasar porque estaba mamada de parir para que el otro se tragara los niños.

¿Pero, caigo en cuenta que si no había más gente, de dónde demonios sale el adivino? Bueno, los griegos igual que todas las historias del origen de la humanidad caen en contradicciones y este no es el lugar ni la hora de discutirlas. Pues el oráculo le dijo a la pobre madre que el bebé que tenía en la barriga estaba destinado a ser el más importante de los dioses y destronaría a su padre. Más se demoró en decirlo para que Rea cuando sintió que rompía fuente llamara una sirvienta y le dijera que le consiguiera una piedra y se la llevara bien envuelta a su antropófago marido (Goya tiene un cuadro titulado Saturno devorando a uno de sus hijos, así llamaban los romanos a Cronos). Pues el viejo se tragó la piedra y Rea se encaminó al campo donde nació Zeus (Júpiter para los romanos).

Rea parió su muchachito y se lo entregó a una criada de nombre Adrastea para que lo criara y esta se lo llevó para Creta, una isla del mar Mediterráneo, no me pregunten como hacían pero en la mitología viajan más que ejecutivos sin tener carros BMW, ni yates ni aviones; lo cierto es que en Creta le consi9guió nodriza, una cabra de nombre Amaltea, ojo con esos dos nombres que se parecen. Pues durante su época de lactante Zeus se le pegó a la ubre a Amaltea y creció con algo de mañas, por eso ya  maduro era como tan cabrón y no se le despegaba a las tetas de las mujeres del Olimpo y sus alrededores.

Ya cuando estaba para entrar a primaria y jugando con su niñera le quebró uno de los cachos; y resulta que este cuerno era mágico y de allí salían alimentos, joyas, oro y todo lo que uno se pueda imaginar; en el escudo de Colombia lo duplicaron y es lo que se conoce como los cuernos de la abundancia o cornucopias. Aquí no termina esta historia porque el niño se convierte en joven y hay que recordar la profecía del oráculo que afirmaba que destronaría a su padre Cronos y se convertiría en el duro de los dioses.

 

Seguir leyendo: Los primeros olímpicos hijos de Cronos y Rea