Rima y métrica (III)
Edgar Tarazona Angel



RIMA (No quiero cansarlos pero, es mejor que las cosas queden bien claras). A veces escribo como si estuviera al frente de mis muchachos en el salón de clases; espero que no les moleste este tono profesoral; en palabras sencillas les dije qué era rima, ahora se los dice un experto, que no soy yo: “Consiste en la reiteración de sonidos al final de dos o más versos. Si esa reiteración afecta a todos los sonidos desde la última vocal tónica del verso, la rima es consonante (ilusión, pasión); si afecta solo a las vocales y no a las consonantes la rima es asonante (reloj, amigo)”

 

ARTE EN POESÍA

Se piensa, en primera instancia, que se refiere a la perfección del poema; en realidad se refiere a la medida de estos. Son versos de arte menor los que tienen ocho sílabas o menos y los de nueve sílabas o más son de ARTE MAYOR.

Un soneto (y dale con el soneto) siempre es de arte mayor porque sus versos deben ser de este arte.

Voy a resumirles este cuento de la medida de los versos en un cuadrito

Arte menor

No. De versos

Nombre

Dos

Bisílabo

Tres

Trisílabo

Cuatro

Tetrasílabo

Cinco

Pentasílabo

Seis

Octosílabo

Siete

Heptasílabo

Ocho

octosílabo

 

ARTE MAYOR

Versos simples

Nueve sílabas

Eneasílabo

Diez

Decasílabo

Once

endecasílabo

 

Versos compuestos

Doce sílabas

dodecasílabo

Trece

Tridecasílabo

Catorce

ALEJANDRINO

 

Bueno, la teoría sola no sirve. Vamos a la práctica. Este es un soneto del maestro Guillermo Valencia (colombiano) escrito en abril de 1938 (miren que hasta esa época se preocupaban por la rima y la métrica, ahora poco de eso)

 

EL SEÑOR DE EMAUS

(San Lucas, cap. XXIV)

 

Grave, apacible, absorto; hierático el semblante,

y envuelto en alba túnica por un cordón ceñida,

frente a dos hombres buenos, el Señor de la Vida

reposa en pobre mesa su afán de caminante.

 

Mira, y canta la luz; ora, y del pecho amante

Fluye una paz serena; su voz es miel fluida

y va vertiendo en hábitos de esencia no sabida

el verbo que eterniza lo vano del instante.

 

Parte el pan: vibra un dulce calor entre la estancia.

Del cielo a nuestro limo se borra la distancia

y el orbe transparenta su germinar profundo.

 

Piedad, amor, tribulación, dulzura

absorben en sus llamas la celestial figura

¡y el Salvador irradia divinidad al mundo!

Guillermo Valencia

 

 

 

AHORA NOS METEMOS CON EL POEMA

Grave, apacible, absorto; hierático el semblante, A

y envuelto en alba túnica por un cordón ceñida, B

frente a dos hombres buenos, el Señor de la Vida B

reposa en pobre mesa su afán de caminante. A

 

Mira, y canta la luz; ora, y del pecho amante A

Fluye una paz serena; su voz es miel fluida B

y va vertiendo en hábitos de esencia no sabida B

el verbo que eterniza lo vano del instante. A

 

Parte el pan: vibra un dulce calor entre la estancia. A

Del cielo a nuestro limo se borra la distancia A

y el orbe transparenta su germinar profundo. B

 

Piedad, amor, tribulación, dulzura C

absorben en sus llamas la celestial figura C

¡y el Salvador irradia divinidad al mundo! B

 

Por lo general en el análisis los dos tercetos se toman como un sexteto, por eso la rima queda así:

ABBA, ABBA, AABCCB ¿Me captan?

Ahora lo separamos en sílabas poéticas:

Gra-vea-pa-ci-bleab-sor-tohie--ti-coel-sem-blan-te,

Yen-vuel-toen-al-ba-tú-ni-ca-por-un-cor-dón-ce-ñi-da,

Fren-tea-dos-hom-bres-bue-nos-el-Se-ñor-de-la-Vi-da

Re-po-saen-po-bre-me-sa-sua-fán-de-ca-mi-nan-te.

 

 

Mi-ray-can-ta-la luz-o-ray-del-pe-choa-man-te

Flu-yeu-na-paz-se-re-na-su-voz-es-miel-flui-da

y-va-ver-tien-doen--bi-tos-dee-sen-cia-no-sa-bi-da

el-ver-bo-quee-ter-ni-za-lo-va-no-del-ins-tan-te.

 

Parte el pan: vibra un dulce calor entre la estancia.

Del cielo a nuestro limo se borra la distancia

y el orbe transparenta su germinar profundo.

Piedad, amor, tribulación, dulzura

absorben en sus llamas la celestial figura

¡y el Salvador irradia divinidad al mundo!

 

Los dos tercetos ameritan que los midan ustedes. Arriba reste una porque se forma una esdrújula. De pronto en pro de la musicalidad el poeta se toma una ligera licencia en el metro. Otras veces es en otros factores como la semántica o el léxico.

Resumen del análisis:

Tipo de poema: Soneto

Estrofas; dos cuartetos y dos sextetos

Arte Mayor

Rima consonante: ABBA, ABBA, AABCCB (en adelante, cuando vean esto, aun sin conocer el poema pueden decir cómo está estructurado. Por ejemplo : AbbA, AaaA, abcabc. Corresponde a un poema que combina arte menor con arte mayor; tiene tres estrofas (dos cuartetos y un sexteto) en el primero riman asi los versos: 1 y 4, 2 y 3; en la segunda estrofa riman todos los versos y en la tercera 1-4, 2-5, 3-6)

EJERCICIO. Escojan cualquier poema, ojalá de poeta destacado y sométanlo a la lupa del análisis. Algunos (casi todos los grandes) son perfeccionistas. Otro ejercicio práctico es escribir poemas teniendo en cuenta estas reglas: medir los versos y hacer rima consonante.

Un poeta peruano que rompe todos los moldes es el peruano CESAR VALLEJO (Los heraldos negros; Trilce)