Fumanchú
Leonardo Maicán


 

Los he visto en el cine,

frente a los teatros,

en los tranvías y en los parques,

los dedos y los ojos apretados

               Jaime Sabines

 

 

   muy buenos días tengan ustedes damas y caballeros en esta hermosa mañana de lindo sol perdonen que les quitemos unos minutos de su precioso tiempo como podrán darse cuenta mi compañera y yo somos niños trabajadores de la calle en mi caso particular tengo que ganarme la vida en estos menesteres pues mi padre murió achicharrado en la cárcel modelo el pasado año cuando cumplía condena por atraco a mano armada y mi pobre madre convalece en una silla de ruedas por lo que me veo en la urgente necesidad de trabajar duro para poderle llevar medicinas y algo de comer a ella y a mis nueve hambrientos hermanos menores que yo el caso de mi amiga como pueden apreciar quedó bizca y sordomuda a raíz de haber sido violada por su padrastro y a pesar de todo nosotros no nos quedamos de brazos cruzados alimentando el ocio no nosotros salimos a chambear parejo de sol a sol porque eso de robar y de cometer actos delictivos no cabe en nuestras mentes ok porque sencillamente creemos que existe un dios arriba que todo lo sabe ahora bien ese producto que mi compañera pone en sus manos es un mentol chino de altísima calidad y cuyo costo óigase bien es de tan sólo mil bolívares una verdadera ganga damas y caballeros pero he de advertirles que no estamos pidiendo limosna ni nada por el estilo sólo les ofrecemos la oportunidad de adquirir un producto de excelente manufactura que no se consigue en ninguna farmacia tienda o perfumería del país por el simple hecho de que dicho mentol es importado sí señor como pueden apreciar en la parte de abajo se lee claramente made in taiwán sí señorita cómo no puede usted destaparlo y olerlo incluso si quiere puede usted untarse un poquito entre los dedos para que sienta su naturaleza ciento por ciento curativa fumanchú para rebajar chichones hematomas y curar micosis y seborreas dolores menstruales mentol fumanchú es eficaz para combatir el catarro la conjuntivitis la gonorrea la sífilis el sida la temible cojonera el sarampión las hemorroides el lupus la hidrofobia el pie de atleta la frigidez la caries la osteoporosis la cangrejena el ébola la fiebre amarilla y la miopía señoras y señores paren la oreja mil bolívares mil bolos que ahora como están las cosas no son prácticamente nada para nuestros golpeados bolsillos aunque quien por equis motivo no pueda adquirir el producto bien puede si es su deseo colaborar con quinientos bolívares o cien o cincuenta bolívares no importa nosotros les agradecemos porque si nos ponemos a comparar precios resulta que sale mucho más económico comprarse un fumanchú que una cerveza o una caja de cigarrillos que con el perdón de fumadores y bebedores en absoluto favorecen la salud en cambio este pequeño producto que ven en sus manos tienen mil usos y además es efectivo para combatir la calvicie la culebrilla la celulitis la xenofobia el maldeojo la tuberculosis dolores de cabeza de barriga la lepra el mal aliento la salmonelosis la sarna el analfabetismo etcétera etcétera y es también un riquísimo aperitivo de gran peso pues se puede acompañar con galletas y rebanadas de pan en caso de que no tenga mantequilla este mentol es mucho más que una panacea insustituible a la hora de hacer el amor sí damas y caballero ¡por mil piches bolos! una pizca de fumanchú en la punta del pene es más que suficiente para despertar el fuego la pasión en el más apagado de los hombres y hacer de su miembro viril crezca tanto como la nariz de un mentiroso como una descomunal cabeza roja una berenjena especie de hinchazón palpitante causada por abejas africanas o por avispas matacaballos además de servirle como lubricante sí damas y caballeros  por tan sólo mil míseros bolívares mentol fumanchú está al alcance de todos importado directamente de taiwán el mejor mentol del mundo ¿dijo otro, señorita? ok gracias muchísimas gracias muy amables y perdonen la interrupción buenos días que papá dios los acompañe y disfruten el viaje.