Espesa la noche


Espesa la noche sobre tu sombra como un recuerdo aborrecido. En las amplias praderas de mi alma descansa un corazón encogido. Te querré hasta que te pierda. Te tendré hasta que me hieras. Harta está la vida, que no yo, de lo mismo, de lo mismo, siempre de lo mismo. Y si te quiero, y si te tengo… y si te pierdo, ya no sé ni lo que digo.

 

Gurpegui