Abracadabra


Abracadabra, dijo el mago. Cuánta porquería, dijo la esposa del mago, y los conejos, las palomas, los pañuelos de colores, las rosas de plástico, las pompas de jabón, la señorita del bikini, las monedas de detrás de tus orejas y la reina de corazones, como por arte de magia, volvieron de nuevo a la chistera.

 

Gurpegui