Comienzo




“...Amaneció y se reencontró con su sombra.

Estaba lavándose el pelo con aceite de almendras y el recuerdo de Ashmal humedeció sus ojos.

Dos lágrimas cayeron en la arena junto a dos gotas de aceite.

Le echaba tanto de menos...

Tuvo que respirar hondo para asumir su profundo dolor y espirarlo en forma de suspiro...

Aún sentía su respiración cerca de ella y su desnudez...ylos momentos en que tocaba su cuerpo moreno que desbordaba pasión.

Sin duda, Sherezade no le había olvidado y tampoco quería hacerlo.

Ya lo haría el paso del tiempo por ella.

El tiempo disiparía la niebla de sentimientos verdaderos  dando paso a un precioso verano lleno de sol y un nuevo amor...”