Confidencia



"Sherezade,

 

Soy Fátima, te escribo desde lejos pero sabes que siempre estoy cerca.

Ayer acordándome de nuestras confidencias encontré un trocito de papel guardado en mi diario. ¡¡Olía a ti!!

Desde que te fuiste no he vuelto a escribir, porque tengo la sensación de que no hay nada que contar, que este pueblo ha perdido color y sé que no soy la única que así lo siente. Lee:

 

Y Sherezade encontró la fuente

Encontró el agua

Encontró el mar dónde desembocaría su río

Encontró el Océano del amor

Encontró el barco con el que surcarlo

Aprendió a navegar y, desde ese momento, no volvió a perder el rumbo"