Pensando en voz alta: Hay que observar de lo que uno se alimenta
Melissa Ardan Rojas



Hay que observar de lo que uno se alimenta y lo que uno alimenta también hay que verlo.

 

Si uno consume películas, noticias violentas, que dan miedo, sobre tu existencia, como de sociedad insegura, criminalidad, etc., etc., eso termina enfermando a la población, debilitando su sistema inmunológico y creando depresiones. 

 

"La palabra" es algo de poder, lo que sale de tu boca, crea para bien o para mal. Hay que estar consciente de eso. 

 

Es responsabilidad de cada uno crear belleza, armonía, bienestar, justicia. Hemos venido a este mundo para aprender y a dar lo mejor de nosotros mismos. 


Los seres negativos en este y todos los mundos, se alimentan del dolor ajeno, de todo lo que produce emociones negativas. Lamentablemente, no evolucionarán espiritualmente. Seguramente tendrán una eternidad, para reponer todos los daños hechos a otros y experimentar en carne propia - lo que es "tomar agua, de su propio chocolate".


Aquí "algunas" conductas, que crean también emociones y/o energías negativas:


Miedo, indiferencia, pánico, duda, hostilidad abierta o encubierta, duda, intrigas, toda crítica -destructiva-, abuso, dolor, todo esto crea emociones negativas…

(hay que examinar las emociones que están detrás de esas conductas negativas) ...

 

todo esto causa bloqueos - en el organismo - por tanto, en el cuerpo físico, como en los cuerpos etéreos:


- como los chakras, meridianos, nadis, cuerpo emocional, mental, espiritual...


Las emociones positivas, por el contrario, refuerzan nuestro sistema inmunológico, traen paz al alma, felicidad, creatividad; estas energías positivas hacen que nazca lo mejor de nosotros, ser creativos, estando al servicio del bien mayor.


Busquemos momentos para alimentar el alma, haciendo actividades creativas, observando mantenernos en el presente.


Con esto me refiero a, que cuando hagamos cualquier cosa, en cualquier momento y hacemos esto de forma consciente (o sea, al estar en un estado de atención 100% en lo que hacemos y teniendo los 5 sentidos bien puestos).  

 

Es preciso al hacer, al pensar, que estemos atentos en lo que hacemos, en ese preciso momento.


El pasado, ya pasó, no hay por qué preocuparse... si acaso se vuelve a ver, es para corregir errores.


El futuro tampoco ha llegado y nosotros tenemos la capacidad de crear con nuestros pensamientos y sentimientos.


Si tus sentimientos son negativos, en tu presente, pues NO te sorprendas, porque estás creando tu futuro y el que las cosas no salgan como quieres y se demoren tus trámites o salgan mal, pues todo dependerá, de tu punto de vista. 

 

Ya no puedes echarle la culpa a nadie, tú eres responsable de tus pensamientos, emociones, acciones y omisiones. Además, el universo se encargará de poner frente a ti espejos, que sanes ESO, que ves o experimentas. Este es un planeta de aprendizaje, tenemos mucho que aprender y sanar. 

 

Sanándote a ti mismo, buscando la sabiduría en tu corazón, confiando en el gran espíritu Creador de todo lo que existe, te dará fuerza, seguridad, paz. 

Ahora bien, cuando tus pensamientos se enfocan en el presente, sin juzgar, ni poner "nombres a las cosas que ves, o escuchas" solo "observas" las cosas, "tal como son"… encontramos que somos ese espíritu que observa, experimenta este mundo físico. 

 

Ejercicio: 

Puedes poner atención cuando observes el presente, sin poner ningún calificativo a lo que observas. Hazlo 1/2 hora, 1 hora, 2 horas, todo el tiempo. 

Todo lo que vemos, escuchamos, -todos los seres- sin juzgar… reconociendo esa parte divina en todo lo que existe... esto incluye todos los reinos (vegetal, animal, mineral) y se muestran a nosotros para que sanemos, eso que vemos en nosotros.


Todo lo que existe ES una expresión de nosotros mismos, parte de la Creación divina.