Pensando en voz alta: El viaje del héroe. El colibrí
Melissa Ardan Rojas


El COLIBRÍ realiza todos los años el llamado Viaje del Héroe, en las culturas americanas es un aliado, es un animal de poder, se les llama así porque cada uno de los seres existentes, poseen cualidades -en el reino espiritual, dados por Dios y de los cuales podemos aprender los humanos, observando el comportamiento de los seres que nos acompañan en este caminar por este mundo, por ejemplo:  

 

- A mejorar nuestra paciencia, de la ardilla, 

- A ser diligente como la abeja;  

- A mudar el pasado y tristezas, dolores, vistiendo un nuevo vestido, como la serpiente.

- A transformarnos como la mariposa

- A ser listo, como una zorra. 

- A darse amor entre las especies, como hemos observado innumerable veces en el reino animal, son nuestros maestros, hermanos. No podrán hablar, pero es una enseñanza silente. 

 

Observemos con respeto la naturaleza, somos sus alumnos. 

 

Los colibríes pues, son conocidos como los viajeros intrépidos, valientes, incansables, el que sigue su meta sin distracción.

 

Para tener fuerzas y lograr su empeño, sólo se alimenta del mejor néctar de las flores, y darle fuerza para cruzar selvas, desiertos, cañones, altas montañas, en todos los climas, calor, frio, vientos, nieve. 

 

Y aun siendo tan pequeño, viaja por todos esos lugares solitarios, habiendo también peligros de otros animales, aves, etc. 

 

El COLIBRI confía en sus instintos, lleva la memoria de sus ancestros en sus genes. 

 

ENTRENOS: 

 

En cuanto a los genes son la herencia divina de los ancestros, son nuestra historia, hay que respetarla. Podemos transmutar sus traumas, heridas, (hay que aprender técnicas del alma, pues la historia la llevamos tanto en el alma, como en los genes, al ser engendrados intercambian información: 1) la parte genética: color de piel, ojos, cabello, forma nariz, estatura, etc. + experiencia de ancestros...  

Con 

2) el yo superior o alma - que es nuestra parte consciente de existir y es eterna-.  

 

Y viceversa, es decir: 

 

El alma (parte consciente de mi ser, entrega al cuerpo físico información, según el Karma que he acumulado en otras vidas propias y según esto, será mi cuerpo formado, en conjunción con los datos obtenidos de los genes y ancestros)... 

 

Por eso no hay que jugar con nada de la Creación... ni con los genes de alimentos, animales y mucho menos con el ser humano. 

 

El hacer manipulación en los reinos animal, vegetal, humano… 

 

 

Conste el ser humano NO es un animal, el decir eso es ignorancia garrafal, una mentira mal intencionada. 

 

Somos seres espirituales, que hemos decidido hacer una experiencia física, en este universo; con el objetivo de aprender a ser mejores seres, cada día y llegar a la perfección....

 

 ¿Cómo?

 

- Pensando justamente (con buenas intenciones).

 

- Sintiendo justamente (promulgando el amor, perdón, compasión).

 

- Haciendo lo justo (lo bueno).

 

Somos todos parte de la madre tierra. 

 

Todos los seres sobre la tierra poseemos los mismos elementos. 

 

Nosotros traemos nuestra propia historia -experiencia de otras vidas; como también somos en esencia la historia de nuestros ancestros de forma viviente. 

 

                

Continuando con la historia del COLIBRÍ 

 

En su viaje divino (porque es también guiado por el Creador y sus ángeles, ningún ser está solo en la Tierra)

 

El viaje del COLIBRÍ Es también heroico, porque sale desde el Brasil hasta el Canadá, donde buscan su pareja, hacen sus nidos y crean el milagro de la nueva generación de colibríes.

 

Aprendamos en este tiempo de retos a buscar la paz interior, como nos enseña el COLIBRÍ.