Recibió Ida Vitale el Premio a la labor intelectual de Uruguay
Washington Daniel Gorosito Pérez


La poeta, ensayista y traductora de 98 años (Montevideo, 2 de noviembre de 1923 ), recibió en su natal Uruguay, en el hermoso Palacio Taranco de la capital, el Premio Nacional a la Labor Intelectual que otorga el Ministerio de Educación y Cultura (MEC); para quien haya destacado por su excelencia, creatividad y contribución a la cultura nacional en cualquiera de sus disciplinas.

Con su característica humildad y bonhomía, Ida agradeció a las autoridades de cultura y a los 16 miembros del tribunal por el reconocimiento y externó: “Hubo gente que mereciéndolo no llegó a recibir este honor que yo siento inmerecido”. El galardón se otorga cada tres años y premia a las figuras más destacadas de la cultura del país rioplatense.

El Ministro de Educación y Cultura Pablo da Silveira dijo: “Hoy estamos haciendo un poco de justicia. Ida no había ganado el mayor premio intelectual del país. Nos la estábamos perdiendo”. Para Ida: “Ningún sobresalto mayor que el de recibir un premio por algo que nos consta, resulta siempre menor, o menos logrado, que como lo hubiéramos querido”.

La poetisa, compartió con el auditorio: “Sabemos la medida de lo que pretendamos o pretendíamos y sabemos la medida de lo que finalmente resulta, y la fin sabemos que es más seguro que la vida no nos alcance para llegar a ese fin que nos prometíamos. Aunque sin dejar de verlo como un imposible, uno sabe que no da nunca la medida de lo que la generosidad de la gente espera”.

Para culminar el evento y a manera de agradecimiento, la escritora eligió al azar dos de sus poemas, Invernadero y A toro pasado:

INVERNADERO

La primera emoción

fue el olor de la tierra

mojada, oscura y fría

en un mundo vidriado.

En sus tiestos, las plantas

desconocidas, nuevas,

me miraron de pronto

como seres benignos

que pedían respeto

dándome su cariño.

Voy por un nuevo reino

donde un zarcillo avanza

y se prende en mi mano,

y todo es muy distinto

y es fragante el helecho.

Pero es hosco este abuelo.

A TORO PASADO

Ahora es ayer, cuando te imaginabas

contra la gala real del cielo abierto,

en calma. Ahora sí, ya has llegado

al mercado del inútil saber.

Inesperados ámbares rezagan

un fósil de otro tiempo, llegan sueños,

recuerdos analgésicos, sensatos,

pero sólo algo como algas queda

escurriendo de manos que ignoraron

siempre el arte de asir el bien que huye.

Abrumado lo que se creyó a salvo,

sin fe ya esperas lo poco que resta.

Tengamos presente que la poetisa Ida Vitale es la oriental, con mayor reconocimiento a nivel internacional y ha obtenido algunos de los premios más importantes por su labor intelectual. Ha sido la primera escritora uruguaya que obtuviera el Premio Cervantes de Literatura, en el 2018, el mayor reconocimiento de la literatura en castellano. Me despido con una frase de Ida sobre poesía:

“La poesía es la intimidad que coincide con la intimidad de otros”.