El adiós a la poetisa portuguesa Ana Luísa Amaral: “La poesía es inútil…”
Washington Daniel Gorosito Pérez


La Universidad de Oporto dio a conocer la noticia del fallecimiento de la poetisa Ana Luísa Ribeiro Barata do Amaral, una de las más destacadas de su país; fue profesora de literatura angloamericana en la Facultad de Letras de dicha institución educativa, investigadora de Estudios Feministas, Teoría Queer y Poéticas Comparadas; tenía un Doctorado sobre la poesía de Emily Dickinson de quien fue traductora al igual que de William Shakespeare.

Nació en la ciudad de Lisboa en 1956 y publicó más de veinte libros de poesía, teatro, novelas, ensayo y literatura infantil. Al recibir el Premio Reina Sofía el 31 de mayo del 2021, destacó la importancia de la lectura para “crear otras realidades”. Otros galardones que recibió: Premio Literario Correntes d¨Escritas; Premio de Poesia Giussepe Acerbi; el Gran Premio de Poesía de la Asociación Portuguesa de Escritores; el Premio Internazionales Fondazione Roma y el Premio PEN de Narrativa.

António de Sousa Pereira, Rector de la Universidad externó: “Su obra literaria garantizara con certeza que el nombre de Ana Luísa Amaral perdurará para siempre, pero quien tuvo el privilegio de conocerla de cerca tendrá el recuerdo de una persona generosa y una activista dedicada a las causas de la igualdad y la solidaridad social”.

Comparto el poema “Matar es fácil”, que leyera Ana Luísa en la Bienal Internacional de Poesía de Moscú, la traducción corresponde a la poeta y Doctora en Literatura Española e Hispanoamericana por la Universidad de Salamanca Marisa Martínez Pérsico, la que estaba presente junto a Ana Luísa quien aclaró previo a la lectura que: “Esto pasó de verdad”. Yo estaba en París y este mosquito se posó en la página donde estaba escribiendo.

 

MATAR ES FÁCIL

Asesiné (tan fácil) con la uña

un pequeño mosquito

que aterrizo sin permiso y sin licencia

en la hoja de papel.

Era tan insustancial,

de alas imperceptibles a la vista,

que dejó, muerto en una hoja, un rastro

igual a casi nada.

Pero era un rastro

con un resto de magia, un pretexto

de poema, y con su linfa ardiendo

por un tiempo más breve

que mi vida

no dejaba de ser

un tiempo vivo.

Abatido sin lanza ni puñal,

sin sustancia mortal

(digno cianuro o estricnina),

murió, víctima de una uña,

y volvió al polvo:

una efímera harina triturada.

Mas ha de contener

igual que sus parientes,

una cosa concreta

que de aquí a unos cien años,

será la misma sustancia

la que alimenta la tibia de un poeta,

el rostro que se amó,

el pedazo de papel en el que escribo,

el más pequeño punto imperturbable

en la cola de un cometa.

 

El año pasado Ana Luísa obtuvo el XXX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, otorgado por Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca, en esa ocasión le declaró a la agencia de noticias española Efe: “Escribo porque necesito escribir. No sé vivir sin escribir como no sé vivir sin beber agua o sin comer, es una necesidad”.

Comparto del libro De entre otras noches. Traducción de Lauren Mendietta, 2013; el poema:

 

TESTAMENTO

Voy a partir en avión

y el miedo a las alturas liado conmigo

me hace tomar calmantes

y tener sueños confusos.

 

Si yo muero

quiero que mi hija no se olvide de mí

que alguien le cante, incluso con voz desafinada,

y que le ofrezcan fantasía

antes que un horario estricto

o una cama bien hecha.

Denle amor y el ver

dentro de las cosas

soñar con azules y cielos brillantes

en vez de enseñarle a bien sumar

y a pelar papas.

 

Preparen a mi hija para la vida

si yo muriera en un avión

y quedara desligada de mi cuerpo

y fuera átomo libre allá en el cielo.

 

Que se acuerde de mí mi hija

y más tarde que le diga a su hija

que yo volé allá en el cielo

y me torné deslumbrada alegría

al ver en su casa las sumas erradas

y las papas olvidadas en el saco

e íntegras.

 

Sobre la lengua y la poesía a Marisa Martínez Pérsico; Ana Luísa le dijo: “Yo creo que todo escritor es un apasionado de la lengua. Yo adoro mi lengua, el portugués es una lengua linda. Pero también otras lenguas, a las que he traducido. El español es también una lengua lindísima, con sus variantes, el español de Argentina (“vos hablás”), el español de Madrid“, el español de Colombia, más cantado…Y el francés…en fin, tengo fascinación por las lenguas”.

“Yo considero que la base de toda poesía está formalmente, en la música. Y, después, en la memoria, porque toda poesía es ética. Tiene una obligación con los que no tienen voz. Por eso tenemos una obligación (atención, aquí completamos los puntos suspensivos del título de este artículo).

“La poesía es inútil, Poetry is Useless, y precisamente por eso hoy es absolutamente necesaria”.