Encuentro con Gorosito...
La poeta uruguaya Circe Maia obtiene el Premio Internacional “Mario Benedetti”


La Fundación Mario Benedetti anunció que la asignación del Premio Internacional que lleva el nombre del reconocido escritor oriental y que se otorga anualmente reconociendo la lucha por los derechos humanos y la solidaridad, en su edición 2023, es para la escritora Circe Maia (Montevideo, 29 de junio de 1932).

Hace unos días, la poeta Circe Maia fue galardonada en España con el Premio Internacional Federico García Lorca de poesía. La comunicación dada a la prensa en Montevideo, capital de la República Oriental del Uruguay dice:

“Para la Fundación Mario Benedetti otorgar el premio Internacional de los Derechos Humanos y la Solidaridad a una persona que escribe poesía, se torna casi en una declaración de principios”.

En momentos de un mundo en guerra, en que la violencia parece haber tomado la delantera, pensar en la conjugación derechos humanos- poesía, podría parecer extraño. Sin embargo y bajo la articulación que esta Fundación se mueve, apoyo a los Derechos Humanos y la Solidaridad, con énfasis en esa figura que sigue siendo incomprensible de las personas detenidas desaparecidas y el apoyo a los autores nacionales; se abre una brecha en la que queremos adentrarnos”, agrega el documento presentado por el Consejo Directivo de la Fundación Mario Benedetti.

“Es, para esta Fundación, importante destacar el valor literario de la obra de Circe Maia, poeta, traductora y pensadora constante del fenómeno poético. Mario Benedetti en 1990 decía de su poesía: “…su lenguaje poético es de una asombrosa austeridad, y sin embargo convoca al lector, que se siente aludido, incluido en la contemplación, en el asombro, en el afecto…”

Y también, “Circe tiene una particular intuición para comunicarse con sutiles matices de la cotidianidad”. Su trabajo sobre el lenguaje en el que recala en la cualidad reflexiva, filosófica sobre la palabra como fenómeno, así como la denuncia que mediante los textos hizo del terrorismo de Estado, dan cuenta de su firme compromiso, primero con la literatura, y, desde allí, con la historia colectiva de nuestro país, dice la Fundación Mario Benedetti.

Autora del texto “Otra voz canta” emblema de la búsqueda de los desaparecidos, participó con su escritura y con su postura sobre ella, en la resistencia cultural de los años 60 y 70. En 1972 escribe Un viaje a Salto publicado en 1987, en el que narra la peripecia del viaje con una de sus hijas, pequeña entonces, para ver a su marido encarcelado.

Circe Maia como tantos otros/as uruguayos/as fue destituida en 1973 de Educación Secundaria, donde era profesora de filosofía, por la dictadura civil- militar.

Para la Fundación Mario Benedetti, darle este premio a Circe Maia, reconocer en ella a una poeta que defendió desde su literatura los derechos humanos, significa para nosotros volver sobre la increíble audacia de pensar en la lengua desde dentro, en ese poner el cuerpo sobre el que gira el acto mismo de escribir, radical, desmesurado, extremo: entre todas las cosas del mundo y de una realidad compleja, las palabras nos devuelven sentido: “Ya te esperaba. Pasa. Vamos al fondo. Hay algunos frutales. Ya verás. Entra”.

Circe Maia concibe el lenguaje poético como una conversación: “Me da mucho placer que en el poema suene, a veces, una expresión bien de nuestra conversación, porque casi siempre hay un diálogo con el lector. Lo prosaico. Me gusta lo prosaísmo”.

A modo de conclusión de este escrito comparto el poema de Circe:

 

EL PUENTE

En un gesto trivial, en un saludo,

en la simple mirada, dirigida

en vuelo, hacia otros ojos,

un áureo, un frágil puente se construye.

Baste eso solo.

Aunque sea un instante, existe, existe.

Baste eso sólo.

 

¡Hasta el próximo encuentro…!

Dr.(c). Washington Daniel Gorosito Pérez