Encuentro con Gorosito...
Descubren y subastan en Montevideo textos inéditos de Julio Cortázar


En la capital de la República Oriental del Uruguay, en la hermosa ciudad de Montevideo, se encontraron siete textos inéditos del autor de Rayuela. En el fondo de una caja de cartón junto a otros libros, se escondía este tesoro literario, un conjunto de textos mecanografiados con correcciones hechas a mano, a birome, por el Cronopio mayor.

“Me han nacido unos nuevos bichos que se llaman Cronopios”, escribió Julio Cortázar (1914-1984), el 30 de mayo de 1952 en la “Ville Lumiére”, París.

La tapa del escrito dice: Julio Cortázar. Historias de Cronopios y de Famas. París 1952. La caja, junto a otras era propiedad de un coleccionista privado que falleció en el 2019 y estaba sin clasificar. Su contenido: libros, documentos, fotografías, su hijo hurgando en la biblioteca familiar, encontró el extraordinario documento.

El hombre antes de morir comunicó a su familia que poseía un original de un escritor argentino y material relacionado al Boom latinoamericano. Pensaban que se refería a Jorge Luis Borges y sin embargo resulto ser Julio Cortázar.

El hijo del coleccionista que prefirió mantenerse en el anonimato para preservar la privacidad de su familia, externó: “Para mí, Cortázar hizo que esos papeles no terminaran en la basura”.

Se trataba de 46 relatos breves en 60 hojas impresas de 28,5 x 22,8 centímetros, escritas en una sola cara y estaban “en un buen estado de conservación”, dijo Guillermo González de Zorrilla casa de subastas a la agencia francesa de noticias AFP, sobre el material cuya autenticidad llevó casi un año acreditar. Entre los textos inéditos se encuentran “Inventario”, “Carta de una fama a otro fama”, “Mariposas automáticas”, “Los viajes y los sueños”, “Diminuto unicornio”, “Rabia del espejo” y “Rey del mar”.

El trabajo fue realizado por dos expertos en la producción cortazariana: el escritor uruguayo Aldo Mazzucchelli, doctor en Letras por la Universidad de Stanford; y el librero anticuario argentino Lucio Aquilanti, coautor de la obra: “Todo Cortázar. Bibliografía” (2014). La subastadora uruguaya Zorrilla fue la responsable junto a la casa argentina Hilario del remate del mecanoescrito.

Aquilanti escribió en el sitio de la rematadora: “Puedo afirmar sin lugar a dudas, que se trata de un original del autor, mecanoescrito de extraordinaria trascendencia”. Destacó el uso de la misma máquina de escribir, una Royal, con la que Cortázar produciría más tarde otros textos hasta que en 1966, su pareja, la traductora y escritora Aurora Bernárdez, le obsequió una Olivetti Lettera 32.

Al contrastarlo con otros originales podemos observar que está tipiado en la misma máquina de escribir con la que el autor producirá cuatro años más tarde, en 1956, varios textos que multiplicaría en su casa con ayuda de un mimeógrafo.

Queda claro entonces que la presente pieza no es una reproducción mimeografiada ya que dicho aparato fue adquirido en un remate de la UNESCO, recién en el año 56´ y terminó diciendo el experto argentino: “No han sido pocas las veces que mi carrera de librero, coleccionista e investigador, me ha deparado sorpresas, pero sin duda, ésta ha sido de las más cronopias”.

El 12 de octubre, en la Rematadora Zorrilla del Centro de Montevideo, con una base de 12.000 dólares salió a remate el lote 187, en minutos ascendió a los 36 mil de la bajada de martillo, superando en más de un 70% los 21.000 dólares estimados como techo antes de iniciar el remate. El comprador fue un coleccionista argentino del cual se mantiene su nombre en secreto.

Me despido con un pensamiento muy acertado del Cronopio Mayor:

“En la literatura no hay buenos temas y malos temas: solamente hay un buen o un mal tratamiento del tema”.

 

¡Hasta el próximo encuentro…!

Dr.(c).Washington Daniel Gorosito Pérez