Washington Daniel Gorosito Pérez
A una década sin Juan Gelman, aparece un poema inédito escrito en París


Juan Gelman (Ciudad de Buenos Aires, 3 de mayo de 1930- México, D.F., 14 de enero de 2014). Poeta, periodista y traductor argentino- mexicano. Se le considera el poeta más importante de su generación. Entre los años 1975 y 1988, vivió en el exilio, residiendo en diferentes ciudades: Paris, Roma, Madrid, Nueva York y la Ciudad de México.

Integrante de la Nueva Poesía Hispanoamericana, su poesía adscrita al denominado realismo crítico, tiene presente los temas de la cotidianeidad, el tono político, la denuncia y la indignación ante la injusticia. No sólo escribió poesía, también dos óperas, dos cantatas y varios L.P.

La vida de Gelman estuvo dedicada a las letras: “desde los 8 años o tal vez antes, leía mucha poesía. La poesía era como una hipnosis; me atraían los sonidos por un lado, y por el otro el misterio de algunas palabras incomprensibles”.

De ahí que a los 11 años, publicara su primer poema en la revista Rojo y Negro, “era, por supuesto, un poema de amor imposible…decía, más o menos: Al amor, sueño eterno y poderoso./ el destino furioso lo cambié”.

Fue galardonado en el 2007 con el Premio Cervantes, el más importante en las letras hispánicas, en el 2005 el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, entre otros premios. En 1997 en su natal Argentina obtuvo el Premio Nacional de Poesía. Se le otorgó el título de ciudadano ilustre de la ciudad de Buenos Aires.

Cuando en 2007 le otorgaron el Premio Cervantes, el jurado expresó los méritos del poeta argentino que reconoció “la musicalidad y el ritmo de las palabras sin abandonar el compromiso social y político que caracteriza toda su obra literaria”.

Para Juan Gelman, el poeta se “pasa años escribiendo sin pensar que va a publicar, simplemente escribiendo porque “tenés” necesidad de hacerlo”.

Vivió en México por amor, aseguraba: “Hace 24 años decidí establecerme y quedarme para siempre en México, sostenido por mi amor a este gran país y a una mujer, mi mujer. Acá estoy rodeado de mi familia mexicana y del calor amistoso de poetas mexicanos del alma, y eso también es una patria. Yo nunca me iría de México”.

Y no se fue y aquí murió el 14 de enero del 2014 a los 83 años de edad en la capital mexicana. Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), confirmó el deceso y dijo: “Juan Gelman, poeta de alma mexicana, poeta mayor, ha muerto. Mi pésame a sus deudos”.

En París, ciudad donde vivió parte de su exilio, se le tributó un homenaje el jueves 18 de enero en la Maison de l´Amerique Latine con recital de poesía de Jean Portante acompañado del bandoneón de César Strosio.

El periódico La Jornada de CDMX, publicó al cumplirse una década del fallecimiento del poeta que alguna vez dijo: “México es la tierra que elegí para vivir y morir”, el poema inédito que escribió en París titulado:


FORMAS

fallecer / expirar/

fenecer / finar/ acabar/ sucumbir/

faltar / caer/ pasar/ perecer/

ausentarse / palmar/ espichar/

descinchar / irse/ consumirse/

acabarse / candirse/ boquear/ penar/

terminar /

estar en las últimas/

estar con el alma entre los dientes/

con el alma en la boca/

con un pie en el hoyo o sepulcro/

estar al cabo o muy al cabo/

estar con la cadena en la mano/

palpar la ropa/ acabarse la vela/

liar el petate/ doblar la servilleta/

entregarla / diñarla/ ofrecerla/

soltar maleta/ dar fin/

salir / salirse de esta piel/ de este

mundo /

pasar a mejor vida/ entregarse/

estirar pata o piernas/ hincar el pico/

caer en flor/ quedarse en la estacada/

recomendar el alma/ exhalar/

el último suspiro/ quedar seco/

reventar como chinche/ dar los tuétanos/

parar la embarcación o chalupa/

crepar / dejarse ir/

darse vuelta como un pajarito/

pagar con el pellejo

tanta pasión o furia/ tanta luz.

París 24-4-83