Encuentro con Gorosito...
La escritora mexicana Poniatowska gana el Premio Ernesto Cardenal 2024


La fundación Ernesto Cardenal (1925-2020), poeta y teólogo nicaragüense, ha escogido a la escritora mexicana Elena Poniatowska como ganadora del galardón que lleva su nombre correspondiente al año 2024: “por su trascendental aporte al mundo literario”.

 

De acuerdo con el comunicado de la Fundación Ernesto Cardenal: “este galardón respetado a nivel internacional, por la dimensión humana, literaria, intelectual y teológica de su titular, celebra la excelencia literaria y la trascendente contribución hacia el enriquecimiento cultural y social de sus premiados”.

 

La Fundación Ernesto Cardenal es una entidad sin fines de lucro, apolítica y laica, cuyo objetivo principal es resguardar, preservar, difundir, conservar, organizar y clasificar la obra literaria, filosófica, teológica y artística del poeta Ernesto Cardenal, así como apoyar, contribuir y difundir la cultura, los derechos humanos y el empoderamiento de las comunidades a través de la educación y el fortalecimiento de la escuela democrática.

 

Para la Fundación: “Es también un reconocimiento el sentido de trascendencia de lo que hacemos, en distintas áreas humanas, de la entrega al mundo que caracterizó la obra y la vida del poeta y sacerdote “Ernesto Cardenal”, informó la Fundación.

 

El galardón será entregado como es tradición en la ciudad de Madrid, el próximo16 de mayo. El comunicado sostiene que: “La distinguida escritora Elena Poniatowska Amor, nacida en Paris en 1932, de orígenes aristocráticos polacos, pero con corazón mexicano, autora de más de 40 obras y que recibiera el Premio Cervantes 2014, es distinguida por su trascendental aporte al mundo literario”.

 

“Su ferviente dedicación al cultivo de la creación literaria en todas sus manifestaciones y su constante enriquecimiento de la lengua española que la han consolidado como una figura preminente en la promoción de la reconciliación y la fraternidad entre los pueblos de Iberoamérica, a través del poder de la palabra”.

 

“Su influencia en la sociedad mediante la literatura ha sido notable, impulsando la reflexión social y cultural en la región, denunciando y combatiendo las injusticias y desigualdades sociales en toda Latinoamérica en especial en su patria adoptiva, México”, complementa.

 

En una entrevista del periódico La Jornada del cual la “Poni”, descendiente del último rey de Polonia: Estanislao II Poniatowski, es colaboradora, recordó que conoció a Ernesto Cardenal cuando estuvo en México, los describió como “hombre adusto y su inseparable boina vasca, que siempre lo acompañaba, anunciaba su llegada”.

 

Cardenal apoyó la revolución sandinista y trabajó un tiempo en el gobierno del actual presidente Daniel Ortega, pero terminó por distanciarse cuando el mandatario comenzó a concentrar el poder. El también sacerdote en aquel momento denunció el inicio de una “dictadura familiar”, lo que lo convirtió en blanco de críticas y hostigamiento.

 

Poniatowska dijo sentirse particularmente honrada y agradecida porque el que lleva el nombre del poeta nicaragüense premia asimismo el rubro de la concordia y los derechos humanos, “y yo siempre he estado del lado de las causas justas”.

Ese galardón al que se refirió “Elenita”, le correspondió al poeta, filántropo, empresario y escritor argentino Alejandro Guillermo Roemmers (Buenos Aires, 1958).

 

Elena Poniatowska ha sido homenajeada en el año 2010 con la creación de un premio literario que lleva su nombre. Comparto un pensamiento de Elena sobre el poema:

 

“El poema debe ser vivencia. Si no es carne y sangre y huesos de uno mismo, no creo que valga la pena. Claro que se puede elaborar intelectualmente un poema, pero ya no es un poema. ¿Qué es? Una construcción mental. Pero el poema debe ser pasión, inteligencia. Creo yo que es la manera de pensar, pero con el corazón, vivir, pues. No puede uno hacer de la vida una cosa consciente sólo para escribir”.

 

¡Hasta el próximo encuentro…!