Evangelio apócrifo
César Molina Consuegra



Un Evangelio encontrado en el pueblo egipcio de NAG HAMMADI en 1945, nos dice que los milagros de Jesús eran cobrados a escondidas por Judas Iscariote. Jesús nunca se enteró de esta práctica corrupta del discípulo que lo traiciono, entregándolo a sacerdotes judíos del templo y a la autoridad del imperio Romano. Una tarde Judas cuadraba con un ciego y sus acompañantes el precio para recobrar la vista, le entregaron su dinero y hablo con Jesús para que el ciego fuera curado. Al posar el Maestro las manos sobre los ojos del enfermo no paso nada y entonces Jesús le informa a Judas que el milagro no se produce si no hay fe. El maestro siguió orando mientras los acompañantes del ciego dan cuatro puñaladas a Judas y huyen rápidamente. En el camino el ciego recobra la vista.