Cae la noche, otra noche más
Pily Rivera



Cae la noche, otra noche más,

el silencio invade todo,

lo inaudible empieza a sonar

haciendo un eco hondo.

Una gota golpetea

rítmicamente

en el tejado.

Los gatos del barrio

en el techo

últimamente no dejan dormir,

maúllan, pelean,

hay una en celo.

Oigo el suave sonido

de mis dedos subiendo

las sabanas que me cubren

y ocultan todos mis miedos.

Mí respiración cortada,

el ruido de llanto ahogado,

los sollozos silenciados,

las palabras mudas,

la ansiedad y el tic-tac

de mi corazón se escuchan

más agudos que las

manecillas del reloj.

Afuera empiezan a cantar

las aves sus bellos cantos,

y el viento sigue silbando

la arrulladora sinfonía.

Escucho hasta el ruido sordo

de mis ojos pestañar,

siento que si los cierro

el silencio me encontrará.

No quiero seguir así,

con una existencia muda.

prefiero vivir aullando

como una loba a la luna.