Lluvia
Daniela Fernández-Cuevas Molina


Pasas por la calle

siempre llevas aquel paraguas

que te resguardaba de las gotas que caen sin cesar

cuando la gente te pregunta

por aquel paraguas tan peculiar

siempre respondes que nunca te ha gustado la lluvia.

Yo siempre he creído

que la lluvia es producida por el llanto de los demás

¿Por eso siempre llevas paraguas?

Para resguardarte de tu infelicidad

te escondes en un paraguas

que es de cristal.

Sé que mientes,

siempre te he visto mirar la lluvia

como un soplo de felicidad,

que te gustaría salir a la calle y bailar

al son de aquellas gotas que caen con suavidad

gritar al viento que eres una gota más,

sacar aquellas gotas que no puedes resguardar

con un paraguas de cristal.