Las tardes eternas
Edgar Tarazona Angel


En horas frías

Y lluviosas

Viendo llover el cielo

Recuerdo nuestra despedida

En el parque cercano

A esta misma hora.

Aun me pregunto

¿qué pasó?

No tengo respuesta

Y tú no estás,

Partiste para siempre

Después del adiós inesperado.

Hoy, después de tantos años

Añoro nuestros besos

En esas horas infinitas

Y ya no te encuentro

Nunca jamás…

Y te sigo queriendo.