La macabra boda negra
Edgar Tarazona Angel


Este poema, escrito por Julio Flórez, poeta colombiano que se distinguió por salirse de las normas sociales y académicas, narra el enfermizo amor de un hombre por su amada y lo mejor para describirlo es transcribir íntegro el poema, que también tiene versión musical con varios cantantes, el más recordado Julio Jaramillo. Los versos son como siguen:

 

BODA NEGRA

(Julio Flórez 1867-1923)

Oye la historia que contome un día

el viejo enterrador de la comarca:

era un amante a quien por suerte impía

su dulce bien le arrebató la parca.

 

Todas las noches iba al cementerio

a visitar la tumba de la hermosa;

la gente murmuraba con misterio:

es un muerto escapado de la fosa.

 

En una horrenda noche hizo pedazos

el mármol de la tumba abandonada,

cavó la tierra… y se llevó en los brazos

el rígido esqueleto de la amada.

 

Y allá en la oscura habitación sombría,

de un cirio fúnebre a la llama incierta,

dejó a su lado la osamenta fría

y celebró sus bodas con la muerta.

 

Ató con cintas los desnudos huesos,

el yerto cráneo coronó de flores,

la horrible boca le cubrió de besos

y le contó sonriendo sus amores.

 

Llevó a la novia al tálamo mullido,

se acostó junto a ella enamorado,

y para siempre se quedó dormido

al esqueleto rígido abrazado.

 

Impresionante, por decir lo menos, parece el guion de una película de terror, de esas que están de moda, no le falta nada ´para competir con el ARO, los Zombis y otros personajes siniestros: cementerio, novia muerta, amante desquiciado, noche, esqueleto, necrofilia (para los que no saben, es tener relaciones sexuales con cadáveres). Sólo lleven a su mente las imágenes que sugieren las palabras del poeta y tienen la película completa; al final muere abrazado al esqueleto. Muy romántica escena, digo yo, como para enseñarle a los niños de Kínder.

Otro día les cuento más sobre Julio, que acostumbraba emborracharse y darle serenatas a los muertos del cementerio de la ciudad o pueblo donde viviera en el momento, con el consiguiente escándalo de los vecinos.